Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
19
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

Cerebro de pájaro

Eclesiastés 10:20
“Ni aun en tu pensamiento hables mal del rey, ni en lo secreto de tu cámara hables mal del rico; porque las aves del cielo llevarán la voz, los seres alados se lo harán saber”.

El ser humano ha estado enseñando a los pájaros a hablar durante miles de años.  Así también,  los hombres han estado usando los pájaros para entregar mensajes por igual tiempo.  Nuevas investigaciones sobre la inteligencia de los pájaros sugieren que pueden ser más inteligentes de lo que sospechamos.

Investigadores que estudian palomas han aprendido que pueden leer todas las letras del alfabeto y que las leen de forma similar a las personas.  Los científicos se convencieron de que las palomas ven el mundo mucho como nosotros, cuando descubrieron que las palomas tienden a confundir las mismas letras, como lo hacen las personas.  Lo que es más, tomó solo cuatro meses para que las palomas aprendieran a distinguir todas las letras del alfabeto.  Por años las palomas han sido utilizadas para divisar y rechazar artículos defectuosos en una línea de montaje, donde tienen mejores récords que los seres humanos.
    
Basados en la teoría de la evolución, los científicos naturalmente concluyeron que el reconocimiento de formas abstractas, tales como las letras del alfabeto, requiere un cerebro más grande.  Pero esta es una asunción y podríamos recordar el trabajo del psicólogo de Harvard B.F. Skinner quien hizo un uso extenso del comportamiento aprendido utilizando palomas.  El tamaño del cerebro tiene poco que ver con la inteligencia.  La verdadera ciencia y experiencia muestran esto y desmienten los puntos de vista evolucionistas.  La única alternativa es que el Creador es quien da a Sus criaturas su inteligencia.

Oración: 
Amado sabio Padre celestial, Te agradezco que hayas provisto tan generosamente la inteligencia a los animales, no solo para que puedan subsistir, sino también para que puedan servir y ayudar al hombre. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
“Pigeon English,” December, Science 82.