Skip to content

Today's Creation Moment

Feb
10
Esteemed Creationists Defend a Young Earth
Genesis 2:1-2
"Thus the heavens and the earth were finished, and all the host of them. And on the seventh day God ended his work which he had made; and he rested on the seventh...
On our previous Creation Moments program, we told you about several esteemed scientists with advanced degrees who believe in biblical creation. Today I'm going to tell you what some of these...
share

Bufonada biológica

Génesis 1:21-22
“Y creó Dios los grandes monstruos marinos y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su especie… Y vio Dios que era bueno. Y los bendijo Dios, diciendo: “Fructificad y multiplicaos, llenad las aguas en los mares…”

Cuando Dios hizo los peces y les dijo que sean fructíferos y que se multipliquen, Él les dio a algunos de ellos habilidades muy especiales para que pudieran hacer esto.  De hecho, unas 23 familias de peces se cambian de hembras a machos o de machos a hembras, para ayudar a su especie a reproducirse.

Esta habilidad de cambiar de sexo, como lo hacen los peces tropicales, produce un comportamiento divertido.  ¡Los peces payaso son particularmente populares entre aquellos cuyo pasatiempo son los peces, estos podrían encontrar que aquel espectacular pez hembra que acaban de adquirir se ha convertido en otro macho!  A menudo, la familia budión desova sobre grandes arrecifes de coral, dominado por machos más fuertes y territoriales que persiguen a los machos más débiles a que se alejen del arrecife.  Pero a menudo los machos más pequeños toman la apariencia de una hembra.  Bajo este disfraz, se unen a la fila de las hembras que están esperando desovar con el macho dominante.  Mientras están en la fila, estos pretendientes animan a las damas que están esperando a que desoven con ellos, en vez de con el gran macho dominante.
 
Esta bufonada biológica expone un par de problemas para los creyentes en la evolución.  Para empezar, alienta lo opuesto a la reproducción del más fuerte y mejor.  Y hay tantos tipos de peces que cambian de sexo que los evolucionistas han decidido que deben haber evolucionado varias veces.
    
Por supuesto, sabemos que la habilidad natural de cambiar de sexo vino de un Creador imaginativo.

Oración: 
Amado Padre, tomé como maravilla y asombro la belleza e imaginación que expresaste tan libremente en Tu obra de la creación. ¡Ayúdame a nunca dejar de glorificarte como mi Dios maravilloso y lleno de gracia! Amén.
Notas: 
Robert Warne, “Metamorphosis,” December, Science 82, pp.43-46.