Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
20
Smart Sharks
Psalm 148:7
"Praise the LORD from the earth, ye dragons, and all deeps:"
Sharks have larger and more complex brains than fish. In fact, in learning tests they score about as well as rabbits. That won't get them into college, but it does show that they are not some...
RSS
share

El mantener la estación abierta

Salmos 51:2
“¡Lávame más y más de mi maldad y límpiame de mi pecado!”

Uno de los arreglos más inusuales que utilizan los peces para mantenerse limpios se encuentra en el Arrecife Gran Barrera de Australia.  Allí es donde los peces conocidos como los budiones limpiadores ofrecen un servicio de limpieza para peces.  La estación de limpieza está compuesta por un macho y un harem de hembras.  Los otros peces vienen y esperan en fila para ser limpiados en su turno.

El único pez al cual no se le permite entrar en esta estación de limpieza son los budiones limpiadores machos de otras estaciones de limpieza.  El macho celosamente protege a su harem.  Pero cuando él muere, algo muy inusual sucede.   Dentro de una hora de su muerte, la hembra más grande en el harem empieza a comportarse como un macho.  Dentro de un par de semanas, ella se ha convertido completamente en un macho funcional, y cabeza de la estación de limpieza.  Sin este cambio, la estación de limpieza tendría que cerrar sus puertas, dejando a muchos clientes insatisfechos a la merced de los peligros de la enfermedad.   Aquí, el Señor ha provisto un arreglo asombroso para la salud de Sus criaturas.

Aún más sorprendente fue la solución que Dios proveyó para limpiarnos de nuestros pecados y hacernos espiritualmente saludables.  Cuando Él envió a Su Hijo Jesucristo para sufrir nuestro castigo por nuestro pecado, Él estaba proveyendo el único medio posible por el cual podemos ser lavados de nuestros pecados y obtener una saludable vida nueva en comunión con Él.

Oración: 
Misericordioso Padre, Te agradezco que has enviado a Tu Hijo Jesucristo, Quien se sacrificó a Sí mismo en la cruz por mí. Ayúdame siempre a depender completamente en lo que Él ha hecho por mí, en vez de depender en mis propios buenos esfuerzos e intenciones. Amén.
Notas: 
Robert Warne, “Metamorphosis,” December, Science 82, pp. 43-46.