Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
25
For the Sheer Joy of Variety!
Isaiah 45:9
“Woe unto him that striveth with his Maker! Let the potsherd strive with the potsherds of the earth. Shall the clay say to him that fashioneth it, What makest thou? or...
Did you ever try to plan all the details of a simple project? How many plans do you think the Lord had to make when He created living things? A billion? A billion times a billion? We all know that it...
RSS
share

A las arañas también les duele

Proverbios 30:28
“La araña que atrapas con la mano, y está en los palacios de rey”.

La evolución ha dado hoy a las personas la idea de que hay animales “superiores” e “inferiores”.  Como resultado, muchas personas han llegado a pensar, por ejemplo, que los llamados animales “inferiores” no sienten dolor.  Algunas personas inclusive culpan a la Biblia por utilizar lenguaje que habla de animales que experimentan la vida como lo hacen los humanos.  

Mientras nuestro conocimiento del mundo creado crece, aun el lenguaje de la Biblia sobre este asunto está siendo vindicado.  Cuando una araña agarra un insecto en su telaraña ese es por lo general el fin del insecto.  Pero los investigadores estaban viendo un insecto emboscador venenoso, que estaba atrapado en una telaraña, y estaba a punto de ser mordido y enredado por la araña.  El insecto emboscador picó a una de las patas de la araña, mientras la araña se movía hacia su presa.  Para sorpresa de los investigadores, la araña reaccionó inmediatamente al botar su pata herida y correr de regreso al centro de su telaraña.

Esto llevó a los científicos a preguntarse, si la araña reaccionó así porque sintió dolor.  Más estudios mostraron a los investigadores que las arañas en realidad si sienten dolor, y la mayoría de cosas vivientes probablemente también.
    
Ya que las cosas vivientes son capaces de experimentar la vida de forma similar, incluso nuestras emociones y sentidos pueden ser comparados a los de Dios – aunque son pobres cuando se las compara con los de Él.  Por esta razón no debemos sorprendernos de aprender que Sus otras criaturas experimentan la vida como nosotros. Sin las falsas limitaciones impuestas por las distinciones evolucionistas de una vida así llamada “superior” e “inferior”.

Oración: 
Amado Padre celestial, Te agradezco que me has amado con un amor perfecto aunque no puedo devolver un amor perfecto. Ayúdame a ser más como Tu en todos mis pensamientos y sentimientos. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
“The Sensitive Spider,” September, Science 83, pg. 6.