Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
20
Neumann Valley
Genesis 2:7-8
“And the LORD God formed man of the dust of the ground, and breathed into his nostrils the breath of life; and man became a living soul. And the LORD God planted a...
Joachim Neumann was born in 1650 in Bremen, in what is today part of Germany. His father was a teacher of Latin. Joachim grew up in the Reformed Calvinist Church in Germany. At 16, he studied...
share

No ofendan a sus plantas de casa

Salmos 1:1,3
“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos… Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas… y todo lo que hace prosperará”.

Hace pocos años había mucha publicidad acerca de personas que afirmaban que a sus plantas en casa les iba mejor cuando se les hablaba.  Muchos expertos pensaban que esta era una tonta idea ya que las plantas están muy bajo, comparativamente hablando, en la (imaginaria) escala evolucionista.  Las investigaciones eventualmente comprobaron que a las plantas que se les trataba con música, especialmente música clásica, en realidad si parecían ser más saludables.

Nuevas investigaciones han convencido a muchos científicos que las plantas también tienen sentimientos y memoria.  Investigadores llevaron a cabo sus experimentos en el erizo caléndula, que por lo general brota e inmediatamente produce dos hojas idénticas.  Los científicos le hicieron varios huecos de aguja diminutos en solo una de las hojas y luego de solo cinco minutos, sacaron las dos hojas.  Luego quitaron la parte superior de la planta joven para forzar el crecimiento de los retoños adyacentes a los sitios de las hojas.  Como resultado, las plantas tuvieron la tendencia de mostrar crecimiento solo del lado donde la hoja no dañada había estado.
    
¡Más estudios han mostrado que, mientras que las plantas no tienen un sistema nervioso, si tienen un sistema de comunicación químico que trabaja algo como la memoria!

Ciertamente debemos maravillarnos del cuidado de nuestro Creador al dar inclusive a las plantas sentimientos y memoria.  ¡Y entonces se nos recuerda que si Él ha tomado tanto cuidado en crear y cuidar de las plantas, cuanto más debe Él preocuparse y cuidar de cada uno de nosotros!

Oración: 
Amado Padre, Te agradezco que me has hecho de tal forma que puedo escuchar y creer en Tu gracia dada a través de Tu Hijo, Jesucristo. Ayúdame a ver y conocer Tu cuidado y amor personal por todos los días de mi vida. Amén.
Notas: 
David Dreier, “Plant Memory,” OMNI , Vol.6-3, December 83, p. 52.