Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
18
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

Otra metida de pata de la teoría de la evolución

Génesis 1:27
“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.

Hay un universo de diferencia entre decir que el hombre fue creado por Dios, a la imagen de Dios y decir que el hombre no es nada más que un mono sin pelo.  Y el hecho de que el hombre no esté cubierto por pelos como los monos ha llevado a un nuevo y extraño giro en la teoría de la evolución.
    
La autora británica Elaine Morgan ha escrito que la actual teoría de la evolución, que dice que los ancestros del hombre perdieron su pelo debido a que corrieron y cazaron en el sol ardiente, no tiene ningún sentido.  Si esto fuese cierto, dice ella, los leones no tendrían ningún pelo tampoco.  Ella piensa que las criaturas parecidas a los monos perdieron su pelo por la misma razón que los evolucionistas piensan que las ballenas perdieron su pelo – se convirtieron en criaturas acuáticas.  Ella también dice que los monos que nadan tendrían que aprender a hablar en vez de comunicarse con lenguaje por señas porque sus manos estarían ocupadas nadando.  Morgan sugiere eso como la falta de evidencia fósil para los eslabones perdidos entre los monos y el hombre, su teoría tiene tanto sentido como cualquier otra.

Nosotros estaríamos de acuerdo con ella en cuanto a la falta de evidencia fósil, y que su teoría tiene tanto sentido como cualquier otra teoría evolucionista - ¡y eso es ningún sentido en absoluto!  El hombre fue hecho por Dios tan diferente al mono que es imposible decir que los dos estén relacionados.  En vez de buscar una relación con los monos debemos buscar nuestra relación con Dios el Padre, a través de Su Hijo, Jesucristo.

Oración: 
Amado Padre celestial, ayúdame en todos los aspectos de mi vida a buscarte a y Tu Palabra para mi entendimiento y fe. Muéstrame si me equivoco al buscar en la creación mi esperanza en vez de en Ti. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Dava Sobel, “Aquatic Ape,” OMNI, Vol.5-12, September, 1983, p.150.