Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
20
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

Carreras de glaciares

Salmos 148:4-5
“Alabadlo, cielos de los cielos y las aguas que están sobre los cielos. Alaben el nombre de Jehová, porque él mandó, y fueron creados”.

La vida depende de lo que los químicos llaman una de las substancias más complejas del universo.  Esta cosa se rehúsa a comportarse como otros materiales – y debido a esto, estamos vivos.

Este extraño material fluye cuando está sólido y su estado sólido es menos denso que su estado líquido.  Se puede convertir en un gas directamente desde el sólido.  Basados en el comportamiento esperado de la materia, debería hervir y congelarse a temperaturas mucho más altas.  Además, esta sustancia conduce electricidad de manera muy inusual – el método usual no podría sostener la vida.
    
Esta sustancia misteriosa es el agua ordinaria.  Si no flotara cuando se convierte en sólido, la mayoría de la vida en todos los lagos en un clima frío desaparecería cada invierno.  El método inusual del agua de conducir electricidad hace que el proceso de la vida sea posible dentro de nuestras células.  Y el comportamiento extraño del agua como hielo bajo alta presión causa que los glaciares fluyan cuesta abajo.  ¡Mientras que muchos glaciares se mueven a una velocidad de solo uno o dos pies por día, una vez a un glaciar se le cronometró 250 pies por día!

Cada sustancia que Dios ha creado fue hecha con habilidades y rasgos especiales para hacer que la vida sea posible.  Este es aún otro testimonio de que las intenciones de nuestro Creador Dios están enfocadas sobre nosotros.
  

Oración: 
Amado Padre celestial, Te agradezco que toda la creación ha sido hecha por Ti con nosotros en mente. Ayúdame a nunca tomar Tu amor y cuidado por mi por sentado. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
“Ice on the rocks,” Harrold Morowitz, September, Science 82, pp.26-27.