Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
30
God Gives the Rat a Secret
Job 38:4
"Where wast thou when I laid the foundations of the earth? declare, if thou hast understanding."
A new revolutionary design in metal-cutting blades has been added to the metal-working industry. In use, the new blade is fixed in one position while the metal to be shaped spins on a lathe. This new...
RSS
share

Arbustos y árboles eléctricos

Job 14:7, 9
“El árbol, aunque lo corten, aún tiene la esperanza de volver a retoñar, de que no falten sus renuevos… al percibir el agua reverdecerá y hará copa como una planta nueva”.

¿Es necedad hablar que las plantas pueden anticipar un buen riego o es ingenuo pensar que una planta pueda anticipar la primavera?  ¡Los científicos están aprendiendo que aunque las plantas no tienen un sistema nervioso, ellas sí utilizan las señales eléctricas para responder a sus entornos – y a veces responden igual que los seres humanos!

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la Venus atrapamoscas, que responde muy rápido cuando los pelos gatillo son tocados.  Otras plantas son “sensibles” y cierran sus hojillas cuando son tocadas.  Un árbol mimosa fue tan trastornado por su dueño que derramó todas sus hojas, aparentemente, como lo puso un escritor, al tener una depresión nerviosa.  Las plantas de tomate se marchitarán para conservar agua, pero si se las molesta demasiado, se marchitarán aunque no necesiten conservar agua.
    
Los científicos han encontrado que las células en las plantas se comunican entre sí a través de señales eléctricas de forma similar a nuestro sistema nervioso.  Tales respuestas son muy inesperadas en lo que los evolucionistas consideran plantas simples.

Sin embargo, si vemos a la creación como una obra de un Creador preocupado que dotó a toda Su creación con Su propia forma de sentidos emocionales, entonces aun estas respuestas limitadas de las plantas no son reflejos irracionales de su Creador.  El hecho de que podamos reconocer la respuesta emocional, esperanzadoramente nos capacita para ver la importancia de Su amor.
  

Oración: 
Amado Padre celestial, Te agradezco que amaste al mundo de tal manera que diste a Tu único Hijo para que Él pueda darme la salvación a través del perdón de los pecados. En Su Nombre. Amén.
Notas: 
“Earthly sprites,” October, Science 82, pp.88&90.