Skip to content

Today's Creation Moment

Nov
22
New Scientific Evidence for the Flood
Genesis 7:20
"Fifteen cubits upward did the waters prevail; and the mountains were covered."
If there was a great worldwide Flood, as described in Genesis, such a catastrophe certainly should have left obvious evidence of itself all over the world. Scientists who believe in creation say that...
RSS
share

El poder de Dios toca la tierra

Salmos 22:la y Marcos 15:34b
“Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”

El primer Viernes Santo fue el día en el cual la mano de Dios fue más evidente en la Tierra que en cualquier otro día desde el Gran Diluvio.  La mano de Dios fue especialmente evidente a aquellos que conocían las Escrituras del Antiguo Testamento,  aunque aún el centurión romano lo pudo ver.     

En el Salmo 22 el Rey David describió los detalles de la crucifixión del Salvador y dio las mismas palabras que el Salvador hablaría así como las palabras que serían dichas por los espectadores.  ¡Él escribió esto mil años antes de que pasara!  Describió, en detalle, lo que se sintió ser crucificado, aunque esa tortura aún no había sido inventada.  Describió las manos y pies perforados de Cristo, e incluso como los soldados de dividieron las ropas del Salvador y echaron suertes por su manto.
    
Aunque esta predicción detallada y exacta fue ampliamente distribuida por escrito mucho antes del evento, muchos científicos, que tanto valoran la predicción para probar una teoría, afirman que la muerte de Jesús no fue extraordinaria y que posiblemente fue un mito.  Pero la mano de Dios en la historia humana no podría ser más clara de lo que es aquí.  Aquella  descripción detallada de la muerte de Cristo por sus pecados y los míos, mil años antes de haber sucedido, es tan dramática porque es el deseo más grande de Dios que usted acepte lo que Él ha hecho por usted en la cruz del Calvario.

Oración: 
Amado Padre de amor, Te agradezco que enviaste a Tu Hijo a pagar el castigo amargo de mí pecado. Te agradezco que me llamaste a través de Tu evangelio y me hiciste tu hijo a través del perdón de pecados. En nombre de Jesús. Amén.