Skip to content

Today's Creation Moment

Aug
20
Bacteria the Size of a Whale?
Genesis 1:20
"And God said, Let the waters bring forth abundantly the moving creature that hath life, and fowl that may fly above the earth in the open firmament of heaven."
The abundance and variety of living things that God made continues to amaze scientists. All of us learned in school that bacteria are too small to see without a microscope. That's why, when...
RSS
share

El eficiente pez

Génesis 1:21
“Y creó Dios los grandes monstruos marinos y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su especie, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno”.

Los peces son los típicos elegantes diseños encontrados en la creación.  Tanto la función  como la forma, están unidas con las necesidades mecánicas y biológicas de los peces para provocar soluciones inteligentes,  y mientras que a la vez son bellos, también son simples para sus necesidades.

Los peces están diseñados para que el agua, que contiene oxígeno, se tome a través de la boca y se expela por detrás de las branquias de las aletas.  En estos dos puntos las presiones interiores y exteriores sobre el pez son los más fuertes.  El resultado es el sistema más eficiente posible – pues muchos peces no necesitan expender ninguna energía para respirar cuando nadan.

Los peces tienen sus ojos ubicados en un punto de sus cuerpos donde la presión del agua es cero mientras nadan.  Esto es importante ya que la curvatura de la cornea del ojo determina el foco de la visión del pez.  Podría ser desastroso para el pez si su visión cambiara mientras varían las velocidades al nadar.  El corazón del pez está ubicado sobre uno de los puntos de su cuerpo donde la presión exterior es más grande.  Mientras que los músculos trabajan por contracción, la presión exterior sobre la superficie circundante del pez permite una fácil re-expansión del corazón para el próximo latido.  
    
Si el pez tuviera engranajes y poleas en vez de su más sofisticada maquinaria biológica, nadie negaría que fuera ingeniada cuidadosamente por una inteligencia de afuera.

Oración: 
Amado Padre celestial, constantemente estoy asombrado por Tu sabiduría que veo a cada nivel de tu creación. Ayúdame a recordar que te has preocupado mucho más por mí que por cualquier otra criatura. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Life’s Devices: the physical world of animals and plants by Steven Vogel, (Princeton University Press, 1988), p.140.