Skip to content

Today's Creation Moment

Feb
28
A Tinker Toy Fossil Embarrasses Scientists
Proverbs 12:20
"Deceit is in the heart of them that imagine evil: but to the counsellors of peace is joy."
In October of 1999 scientists announced the discovery of a new fossil at the National Geographic Society in Washington. Scientists from the Dinosaur Museum in Blanding, Utah, and the Institute of...
RSS
share

Ojos detrás de sus cabezas

Proverbios 15:3
“Los ojos de Jehová están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos”.

Mientras que la ciencia aún no ha encontrado a una madre humana con sus ojos detrás de su cabeza, sucede que hay una especie de camarón que está muy cercano con ojos extra hacia atrás.

Al camarón se lo conoce solo por su nombre en latín – exoculata en corto.  Viven bajo 3.2 kilómetros de agua en la cordillera media Atlántica, cerca a formaciones geológicas llamados fumadores negros.  Los fumadores negros continuamente arrojan espesas nubes negras de agua, a una temperatura de 660 grados F (349 grados C).  Ningún rastro de luz solar penetra tales profundidades.  ¿Así que para que necesitan estos camarones ojos del todo? Los científicos aprendieron que el agua súper caliente que sale de los fumadores negros es tan caliente que en realidad resplandece.   El resplandor no es muy brillante, lo cual es la razón del por qué el exoculata necesita ojos tan grandes que solo alcanzan atrás del camarón.  ¿Y qué es lo que el camarón ve? Ellos viven dentro de pulgadas del agua caliente.  ¡Si se acercan demasiado al agua súper caliente se podrían convertir en cóctel de camarón!

Nada escapa la atención del Creador.  Ni estos camarones, ni una vida que esté en problemas debido a la dificultad o el pecado.  Pero necesitamos recordar tanto Su genio al resolver problemas como SU mente hacia nosotros que es una de amor debido al sacrificio de Su Hijo por nosotros.
  

Oración: 
Amado Padre celestial, no hay ningún problema que sea demasiado difícil para ti. Porque confío en Tu amor perdonador para mí por medio de Jesucristo, te doy todos mis problemas y necesidades a ti. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Richard Monastersky, “Deep-See Shrimp,” Science News, Vol.135, p.90.