Skip to content

Today's Creation Moment

Jun
28
You Are Mostly Bacteria
Leviticus 17:11
"For the life of the flesh is in the blood: and I have given it to you upon the altar to make an atonement for your souls: for it is the blood that maketh an...
You may want to be sitting down as you listen to today's broadcast. Why? Because scientists tell us there are far more bacterial cells in your body than actual human cells. According to researchers...
share

La bomba impulsada por energía solar

Salmos 104:16
“Se llenan de savia los árboles de Jehová, los cedros del Líbano que él plantó”.

Cuando uno ve un árbol alto con hermosas hojas verdes en las ramas más altas y no ha llovido en una semana, ¿Alguna vez se preguntó como estas hojas reciben su agua para poder permanecer verdes?

En un lindo día de verano un árbol grande puede bombear más de mil galones – esto es cuatro toneladas – de agua desde el suelo hacia arriba hasta sus hojas.  El agua es recolectada por las raíces, una gota a la vez.  Pero el verdadero trabajo de bombear toneladas de agua a 9, 18 o 30 metros en el aire viene de la parte superior del árbol.  Al ser jalada el agua hacia la copa del árbol, pasta a través de vasos que tienen una presión negativa en ellos, jalando el agua hacia arriba.  La presión negativa en estos vasos, arriba en el árbol, ha sido medida tan bajo como 20 atmósferas negativas.  Esta presión tan baja se crea mientras el agua se evapora de las hojas del árbol, creando un espacio vacante en el vaso que debe ser llenado con más agua desde abajo.  La bomba en cada árbol puede jalar agua hacia arriba  desde más de casi 10 metros, que es el límite para las bombas hechas por el hombre.

¡La excelencia de ingeniería y el poder de la bomba silenciosa que reparte agua en el árbol es un testimonio de nuestro Dios Creador y en contra de la evolución de la casualidad!
  

Oración: 
Amado Padre celestial, seguramente incluso las cosas que no se notan de la creación dan testimonio de Ti. Ayúdame a ser un testimonio de Tu perdón por nosotros a través de Tu Hijo Jesucristo. En Su Nombre. Amén.
Notas: 
Life’s devices: the physical world of animals and plants by Steven Vogel, (Princeton University Press, 1988), p.94.