Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
18
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

Protección del escarabajo ampolla

Salmos 7:1
“Jehová, Dios mío, en ti he confiado; sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame”.

Todos y parece que casi todo en la creación, quiere estar a salvo.  Si somos amenazados, queremos tener protección.
    
Muchos de los métodos utilizados para la auto-protección en el mundo animal muestran muchísima creatividad e inteligencia.  Por ejemplo, el escarabajo ampolla destila un químico que efectivamente disuade hormigas y otros predadores que le puedan estorbar.  Todo el cuerpo del escarabajo sirve como un gatillo para este mecanismo de auto-protección.  Si, cualquier parte del cuerpo – digamos la pata – es estorbada, esa parte del cuerpo empieza a destilar ese repugnante químico, alejando al predador.

!Es realmente cierto que la atracción está en los ojos  del espectador, ya que el macho escarabajo ampolla utiliza este mismo químico para atraer a las escarabajo ampolla hembras! La polilla ornatrix emplea este mismo químico para atraer a las polillas hembras.  De hecho, muchos de los trucos químicos utilizados por el hombre para la auto-protección primero fueron utilizados por insectos y otros animales.  Otra vez, el hombre aprende de la forma en que el Creador ha diseñado las cosas.
    
Pero las amenazas contra nosotros los seres humanos son mucho más grandes.  El pecado, la muerte y el diablo son fuerzas muy reales en nuestras vidas, y sin la protección de Jesucristo continuarían siendo constantes peligros hasta la eternidad.  ¡Pero gracias a Dios que Él ha provisto protección de todos los peligros que enfrentamos a través de la obra de Su Hijo, Cristo Jesús!
  

Oración: 
Amado Padre celestial, Te agradezco que eres mi protector y que Tu Hijo, Jesucristo, ha hecho todo lo necesario para salvarme del pecado, la muerte y el Diablo. Ayúdame a no tratar este regalo muy livianamente. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Jane E. Brody, “Bug Lover Explores Nature’s Subtle Chemistry,” The New York Times, Tuesday, January 10, 1989.