Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
31
Delicate, Precise Designs
Matthew 6:28
"And why take ye thought for raiment? Consider the lilies of the field, how they grow; they toil not, neither do they spin:"
When a flower lives in harmony with and is dependent upon, say, an insect for fertilization, this is known as symbiosis. Creation Moments programs have given many examples of this, and each one...
RSS
share

Trampas sedosas

Deuteronomio 12:30
“Guárdate que no tropieces siguiendo el ejemplo de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: “¿De qué manera servían aquellas naciones a sus dioses, para que yo también les sirva de igual modo?”

Mientras que las telarañas pueden ser cosas hermosas, la mayoría de las personas creen que las arañas son espeluznantes y les disgusta.  Algunas arañas pueden dar una picadura desagradable y algunas inclusive son mortales así que el peligro acecha con la belleza.

Las orugas, los ciempiés, las lombrices y los escorpiones todos hacen seda pero las arañas son la única especie que depende de la seda para agarrar a su presa.  Dependiendo de la especie, las arañas tienen hasta siete glándulas para hacer seda y producen un gran número de diferentes tipos de seda para diferentes propósitos.  La seda de una glándula puede ser utilizada para envolver a la presa, mientras que la seda de otra glándula puede ser utilizada para tejer andamiajes.  La araña hembra inclusive tiene una seda especial que ella utiliza para cubrir sus huevos.  La seda fluye a las hileras de cada glándula como un líquido.  Estos órganos, en la parte trasera del abdomen de la araña, son movibles y tienen boquillas en la punta.  Las boquillas en las   hileras pueden ser utilizadas solas, o combinadas para poder hacer una mezcla de diferentes sedas.

La araña entonces extrae la seda de las hileras.  Mientras más rápido la araña extrae la seda, más fino y fuerte será.  Como usted puede ver, a la araña se le ha dado un mundo de versatilidad en hacer seda.  
    
¡El pueblo de Dios sabe el peligro que acecha con la belleza pero tenemos un Salvador y en Él hay perdón!
  

Oración: 
Amado Señor Jesucristo, Te agradezco que Tu has vencido el pecado, la muerte y al diablo en mi lugar. Oro como los discípulos: Señor yo creo, ayuda mi incredulidad, que el diablo utiliza para acecharme con engaños atractivos. Amén.
Notas: 
Jo Ellen Tuthill, “Spider Webbing,” Science 82.