Skip to content

Today's Creation Moment

Jul
25
Abimelech the Watermelon
Judges 9:53
"And a certain woman cast a piece of a millstone upon Abimelech's head, and all to brake his skull."
In the book of Judges we read of how "a certain woman" gave the Philistine leader Abimelech a skull fracture when she threw a millstone on him from a tower. Some biblical scholars concluded that no...
RSS
share

Un sendero que cuenta una historia

Salmos 19:1
"Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos".

Dos rocas flotan a través del espacio silencioso, sin saber que pronto causarán un debate científico a kilómetros de distancia de la tierra.  En la tierra estos dos pequeños asteroides podrían pesar juntos solo unos pocos cientos de libras.  Las conclusiones que podemos sacar de ellos, sin embargo, podrían ser lo suficientemente pesadas para derribar una poderosa teoría.  

Esto resume el estatus de un debate científico sobre patrones en los cuales caen los meteoros.  La teoría evolucionista dice que cuando esos dos asteroides chocan en el espacio, los pedazos que resultan se separarán durante millones de años antes de golpear la tierra.  Como resultado, la caída de meteoros no podría seguir un patrón.  Sin embargo, un patrón ha sido descubierto.

Investigadores de la Universidad de Purdue y la Universidad Estatal de Nueva York dicen que han descubierto que 17 meteoros que golpearon la tierra en mayo entre 1855 y 1895 forman una línea ancha que se extiende por varios miles de kilómetros.  Sin embargo, debido a que la tierra gira, la línea es matemática en vez de geográfica.  Los meteoros están clasificados como condrito H.  Cuando los científicos analizaron 13 de las piedras, encontraron que cada una tenía cantidades similares de rastros de elementos no encontrados en otros 45 condrito H meteoritos.  Los otros meteoritos no cayeron dentro de la línea geográfica que los investigadores habían descubierto.

Los hallazgos fuertemente sugieren que estas piedras no habían estado a la deriva a través del espacio el suficiente tiempo para separarse antes de golpear la tierra.  Si el sistema solar tiene billones de años, virtualmente no hay ninguna oportunidad de que las piedras se mantengan juntas.  Este hecho sugiere una edad joven para el sistema solar.

Oración: 
Señor, las muchas maravillas en los cielos hacen más que inspirar nuestro asombro. También dan testimonio de la verdad de Tu Santa Palabra, lo que Tu has hecho y nuestra necesidad de ser restaurados a nuestro Creador por gracia a través de la fe en tu sufrimiento inocente y muerte por nosotros en la cruz. Amén.
Notas: 
Cowen, R. 1992. "Meteorites: to stream or not to stream?" Science News, v. 142, Aug. 1, p. 71.