Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
30
God Gives the Rat a Secret
Job 38:4
"Where wast thou when I laid the foundations of the earth? declare, if thou hast understanding."
A new revolutionary design in metal-cutting blades has been added to the metal-working industry. In use, the new blade is fixed in one position while the metal to be shaped spins on a lathe. This new...
RSS
share

Avispones eléctricos

Proverbios 11:2
"Cuando llega la soberbia, llega también la deshonra; pero con los humildes está la sabiduría".

¿Cuántos avispones se necesitan para suministrar energía a un reloj digital?  En el caso del avispón oriental, seis avispones pueden generar suficiente electricidad para que funcione un reloj.

Los entomólogos de la Universidad de Tel Aviv han estado estudiando avispones orientales.  Y han estado más interesados en el esqueleto exterior o en la piel del avispón.  Y han descubierto que ésta cutícula funciona como una célula solar viviente.  Cuando la luz del sol le da a la cutícula del avispón, genera electricidad.  Para comprobar su punto de forma dramática, alambraron a seis avispones en series.  Este arreglo generó suficiente electricidad para hacer funcionar un reloj digital por varios segundos.  Su investigación también reveló el hecho de que la generación eléctrica de la cutícula es más eficiente a temperaturas en las cuales los avispones normalmente operan.  Diferentes capas en la cutícula generan y almacenan corriente eléctrica.  Los voltajes han alcanzado hasta varios cientos de milivoltios y la corriente ha sido registrada para alcanzar hasta varias décimas de un amperio.  ¡En efecto, los avispones orientales son semiconductores vivientes!

Los investigadores ahora se encuentran en la clásica situación de encontrar cuan poco saben al aprender algo.  Ellos reportan no saber como el avispón convierte su energía eléctrica en la una forma que puedan utilizar.  Tampoco saben como la cutícula almacena la energía o la transmite.

A la ciencia moderna le encanta enorgullecerse en sus logros.  Sin embargo, cada vez que la ciencia investiga las creaciones aparentemente más simples de Dios, los científicos son recordados de su necesidad de humildad.

Oración: 
¡Amado Señor Jesucristo, yo me quedo en humilde asombro ante las obras de Tus manos! Ayúdame a recordar la humildad que incluso el más grande científico debe sentir en la presencia de Tu creación, especialmente cuando me siento intimidado por los pronunciamientos orgullosos de aquellos que afirman haber comprobado que Tu no eres el Creador. Amén.
Notas: 
Reese, K.M. 1992. "Hornet cuticle may work like organic solar cell." Chemical & Engineering News, Mar. 23. p. 94.