Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
25
For the Sheer Joy of Variety!
Isaiah 45:9
“Woe unto him that striveth with his Maker! Let the potsherd strive with the potsherds of the earth. Shall the clay say to him that fashioneth it, What makest thou? or...
Did you ever try to plan all the details of a simple project? How many plans do you think the Lord had to make when He created living things? A billion? A billion times a billion? We all know that it...
RSS
share

El gozo de Dios de crear

Romanos 11:33
“¡Profundidad de las riquezas, de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos!”

Todos sabemos que toma tiempo planear aún los más simples proyectos.  ¿Pero alguna vez se ha puesto a pensar del planeamiento que le tomó a Dios cuando creó todas las diferentes clases de cosas vivientes? ¿Cuántos planos hizo? ¿Un billón? ¿Un billón de veces un billón?

El primer capítulo de Génesis nos habla de que en solo unos pocos días Dios creó todas las diferentes “clases” de cosas vivientes.  Parecería ser que Él diseñó el código genético dentro de cada “clase” para producir todas las variaciones que designamos como “especies”.  Solo piense, existen más de veinte mil diferentes especies de abejas, estas son las clases de abejas.  Existen más de siete mil especies de lombrices segmentadas, la clase de lombrices.

Los números y la belleza de todo le deja a uno maravillado de Dios. ¿Por qué hay más de cuatro mil diferentes especies de esponjas? ¿Por qué algunas criaturas, nunca vistas por el hombre hasta este siglo, son tan misteriosamente hermosas?  ¿Por qué tenemos tantas diferentes clases de flores bellas?

La variedad en la creación refleja algo del gozo de crear que Dios sintió al hacer el mundo.  Esta variedad nos muestra la increíble creatividad de nuestro Dios maravilloso.  Y en medio de todo esto, el hecho de que hay tan solo una especie de hombre – todos relacionados – ayuda a confirmar la historia del hombre dada a nosotros en la Biblia.        
  

Oración: 
Amado Padre celestial, espero con ansias el día cuando yo te pueda ver a Ti cara a cara y mi entendimiento crezca en Tu presencia. Pero no me dejes estar satisfecho para esperar inactivamente hasta que llegue el tiempo de alabarte ante los hombres. En Nombre de Cristo Jesús. Amén.