Skip to content

Today's Creation Moment

Sep
02
One Smelly Amoeba
Job 9:25-26
"Now my days are swifter than a post: they flee away, they see no good. They are passed away as the swift ships: as the eagle that hasteth to the prey."
Not all dangerous predators can be seen. One of the most dangerous predators in a drop of pond water is Amoeba proteus. This amoeba literally terrorizes its one celled pond mates because they can...
RSS
share

¡Varón y hembra: Más que genética!

Génesis 1:27
“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.

Hay una idea popular de que las diferencias biológicas entre el hombre y la mujer son meramente un “experimento biológico” – ¡y algunos dicen que no es uno muy bueno!  Usted incluso puede haber escuchado que todo lo que toma son dos conjuntos de genes humanos para hacer un ser humano.  Este tipo de pensamiento resulta ser un punto de vista evolucionista.  La Biblia toma un punto de vista muy contrario,  elogiando las virtudes y habilidades únicas tanto de los hombres como de las mujeres.

En la clase de biología se nos enseñó que cada uno de nosotros empezamos en la vida cuando genes de nuestro padre se unieron con un igual número de genes de nuestra madre para producir un huevo fertilizado.  Pero en 1984, los investigadores intentaron fertilizar huevos de ratón con conjuntos iguales de genes de otras hembras.  No consiguieron ningún ratón y aprendieron lo que las Escrituras han sabido siempre – hay más en ello que simple química.  Los científicos ahora saben que hay diferencias muy reales entre lo que anteriormente se creía ser químicos idénticos producidos por machos y por hembras.  Por ejemplo, las proteínas del macho en la superficie del feto en desarrollo y la placenta modifican la respuesta inmunológica de la madre para que ella no rechace al niño en crecimiento.

¡La sabiduría de Dios al crear un varón y una hembra, con sus muy importantes diferencias, no se puede negar – y por fin está siendo reconocido por la ciencia moderna!

Oración: 
Amado Señor Jesucristo, Te agradezco que hemos sido hechos como varón y hembra. Si hubiese estado en nuestras manos hacernos a nosotros mismos, obviamente no lo hubiéramos podido hacer. Ayúdame a ser testigo de Tu verdad a aquellos que creen que la creación se hizo a sí misma. Amén.
Notas: 
Rick Weiss, “A Genetic Gender Gap,” Science News, Vol. 135, May 20, 1989. pp.312-315.