Skip to content

Today's Creation Moment

Jul
30
God Helps Design a Better Submarine
Psalm 69:34
"Let the heaven and earth praise Him, the seas, and everything that moveth therein."
Engineers who design vehicles to move through fluids face a quandary. A torpedo-shaped vehicle can move quickly and efficiently through a fluid like water, but it is difficult to maneuver precisely...
RSS
share

¿Están extintos los dinosaurios?

Proverbios 30:18-19
“Tres cosas me son ocultas, y una cuarta tampoco conozco: el rastro del águila en el aire, el rastro de la culebra sobre la peña…”

¿Están extintos los dinosaurios? Decida por sí mismo.  En 1911, exploradores holandeses regresaron al oeste con historias sobre “dragones” enormes come-hombres que vivían en la isla de Komodo.  Esta es una de las 13.000 islas que se expanden desde el continente de Asia hasta Nueva Guinea.  Los científicos descartaron sus historias como imposibles, ya que los dragones son cosa de mitos y si los llamamos dinosaurios, estos han estado extintos por millones de años.

Eventualmente, la ciencia tuvo que aceptar la realidad del dragón de Komodo.  Estos inmensos reptiles crecen hasta una longitud de 3.3 metros y pueden pesar 450 libras luego de cada almuerzo.  Son lo suficientemente rápidos en cortos arrebatos de energía para atrapar y derribar a un caballo salvaje, un venado o a un hombre.  También son rápidos nadadores.  De hecho, los dragones de Komodo han matado y comido a siete hombres en años recientes.  Se sabe que entran en pequeñas aldeas en la isla y roban cabras.  Sus capas de dientes aserrados abrigan microbios que fácilmente pueden ser una infección fatal, así que tarde que temprano siempre llegan hasta cualquier cosa que han mordido.  Si los dinosaurios fósiles fueron algo como el dragón de Komodo, todos podemos estar agradecidos que la mayoría de ellos ya no existen.  

¿Están extintos los dinosaurios? Ciertamente parece como si,  aunque por lo menos una especie de dinosaurio bajo el nombre de “dragón” todavía está muy vivo.

Oración: 
Amado Señor, como las Escrituras describen al diablo como “el viejo dragón”, ayúdame a imaginármelo a él y a todo lo que está relacionado con él como incluso peor que el dragón de Komodo, y ayúdame a huir hacia Ti. En nombre de Cristo Jesús. Amén.