Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
26
How to Make a "Bananatrode"
Psalm 147:5
"Great is our Lord, and of great power: his understanding is infinite."
Just imagine a scientist going to the supermarket where he picks up a banana, an antenna from a blue crab, and a whisker from a catfish. He takes these back to his lab, hooks them together and...
RSS
share

¡La flor de peor olor!

Génesis 1:11
“Después dijo Dios: “Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol que dé fruto según su especie, cuya semilla esté en él…”

El lirio budú es nativo del sureste de Asia, aunque a veces se lo vende en el oeste como una curiosidad.   Cuando florece, el lirio budú envía una espiga carnuda púrpura que puede ser de tres pies de largo.  A más de ser una de las flores de peor olor que alguna vez pueda experimentar, la espiga tiene otra asombrosa habilidad.

La espiga del lirio budú genera un número de hormonas que, cuando se calientan, huelen como carne podrida.  Esto hace porque las moscas que polinizan el lirio se alimentan de carne descompuesta.  El olor las atrae para buscar alimento, y en el proceso polinizan el lirio.  El tallo de la flor puede generar suficiente calor que crea este horrible olor.  Las temperaturas dentro de la flor pueden alcanzar hasta 110 grados F (43 grados Celsius).  ¡Para poder generar tanto calor, el lirio budú en realidad opera en un ritmo metabólico similar al de un colibrí en vuelo!  Este ritmo frenético continúa solo hasta que la flor es polinizada.

Como un asunto de interés, mientras el lirio budú es la más dramática de las plantas que producen calor, varias plantas caseras comunes que están relacionadas con el lirio budú también producen calor cuando florecen.  Estas incluyen la diefembaquia y la filodendro.

Las Escrituras ofrecen un relato muy modesto de la actividad creadora de Dios.  Diseños increíblemente imaginativos e intrínsicos están incluidos en la simple declaración, “Produzca la tierra hierva…”
 

Oración: 
Amado Señor Cristo Jesús, Tu eres el Instrumento a través del cual la creación fue hecha, Te agradezco por la belleza que inspira asombro y la diversidad a nuestro alrededor. Pero por sobre todo, Te agradezco que te preocuparas tanto por Tu creación que cuando caímos en pecado, Tú diste Tu vida para salvarnos. Amén.
Notas: 
Rick Weiss, “Blazing Blossoms,” Science News, Vol.135, June 24, 1989, pp.392-394.