Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
06
God's Chemistry Again Outpaces Man's
Psalm 139:14
"I will praise thee; for I am fearfully and wonderfully made: marvellous are thy works; and that my soul knoweth right well."
One of the greatest questions in biology asks how a single fertilized cell divides into many different cells – some become liver cells, skin cells, brain cells, and bone cells. This is the ultimate...
RSS
share

El encuentro de Voyager II con Neptuno

Deuteronomio 4:19
“No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol, la luna, las estrellas y todo el ejército del cielo, te dejes seducir, te inclines ante ellos y los sirvas, porque Jehová, tu Dios, los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos”.

En agosto de 1989, el Voyager II hizo contacto con el planeta Neptuno que se encuentra a casi tres billones de millas de la Tierra.  Este fue un tremendo logro técnico que permitió a la humanidad conocer un poco más del sistema planetario en el cual vivimos.

¿Pero aprendió el Voyager algo concerniente a las Escrituras?  Encontramos que Neptuno es cientos de grados más frío que cualquier temperatura alguna vez registrada en la Tierra.  ¡Lo que es peor los vientos de tormenta en Neptuno fueron medidos a más de 800 millas por hora!  Por lo que el mensaje del Voyager para nosotros debe ser obvio.  De todos los planetas explorados hasta ahora, solo la Tierra tiene las condiciones exactamente correctas para la vida.   Así también,  aquellos hermosos anillos de Neptuno ofrecen un apoyo maravilloso para su creación tan sólo de  miles de años atrás como indica el relato de Génesis.  Aquellos anillos son muy delicados, precisamente balanceados por las fuerzas que los sostienen,  y si el sistema solar realmente tuviera billones de años, estos anillos habrían colapsado millones de años atrás.  

El hombre puede aventurarse al espacio, pero la Tierra es nuestro hogar, y siempre lo será.  Siempre anhelaremos el jardín perfecto en el cual fuimos ubicados por el Creador, que ha así quiso y lo hizo para que tengamos una relación íntima con Él.  Por esta razón,  el Hombre siempre necesitará las Buenas Nuevas de Jesucristo en Quien somos restaurados, una vez más, hacia nuestro maravilloso Creador.

Oración: 
Amado Padre celestial, Te agradezco que vivo en una era tan emocionante en la cual tantas cosas maravillosas se están aprendiendo de lo que Tú has hecho. Dame las palabras para expresar estos emocionantes descubrimientos y poder comunicar a otros acerca de Ti y de Tú amor por nosotros en Cristo Jesús. Amén.