Skip to content

Today's Creation Moment

Aug
20
Bacteria the Size of a Whale?
Genesis 1:20
"And God said, Let the waters bring forth abundantly the moving creature that hath life, and fowl that may fly above the earth in the open firmament of heaven."
The abundance and variety of living things that God made continues to amaze scientists. All of us learned in school that bacteria are too small to see without a microscope. That's why, when...
RSS
share

La fábrica fertilizante de diez corazones

Salmos 22:6
“Pero yo soy gusano y no hombre; oprobio de los hombres y despreciado del pueblo”.

La humilde lombriz es una de las pequeñas criaturas menos apreciadas en la Tierra.  La gente probablemente no aprecia a la lombriz porque no es muy bonita.  Los textos de biología dicen que las lombrices se encontraban entre las primeras criaturas simples de la tierra en evolucionar.  Bien, claramente no ha habido mucha evolución ya que no son tan simples.  ¡La lombriz tiene un sistema nervioso bien desarrollado, un cerebro y diez corazones!

Las lombrices excavan a través de la tierra al literalmente comer la tierra misma.  Mientras la lombriz obtiene nutrición de materia orgánica en la tierra, su sistema digestivo procesa estos químicos para producir excelentes fertilizantes naturales.  En un examen reciente, los científicos de la tierra compararon a las lombrices y los mejores fertilizantes que usted puede comprar.  Las lombrices fácilmente ganaron el concurso.  La tierra que fertilizaron tenía cinco veces más nitrógeno, el doble de calcio, dos y medio veces más magnesio y siete veces más fósforo que lo mejor que la ciencia moderna pudiese producir.  Ya que a las lombrices les gusta mucho material orgánico en la tierra, en vez de tirarlo todo usted puede estimular a las lombrices en su jardín al entreverar los restos de hierba cortada y la mayoría de hojas de los árboles en la tierra este otoño.  Sin embargo, una palabra de advertencia, algunas hojas como las del roble rojo son ácido y es mejor que queden fuera de la tierra.  

Así que, aunque las lombrices no son bonitas, nuestro Creador las ha provisto para enriquecer la tierra y ayudar a alimentarnos a todos.

Oración: 
Amado Señor, algunos de Tus mejores regalos para nosotros vienen de forma humilde y sencilla. En realidad, la sabiduría del mundo lleva a despreciar al Salvador del mundo y Su plan de salvación. Protégeme de tal falsa sabiduría. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Bob Devine, Uncle Bob’s Animal Stories, (Moody Press, Chicago, IL, 1986), pp.98-101.