Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
01
Doctors Use God's Invention
Job 10:10-12
"Hast thou not poured me out as milk, and curdled me like cheese? Thou hast clothed me with skin and flesh, and hast fenced me with bones and sinews. Thou hast...
For thousands of years, man has applied a huge variety of things to his skin to help injuries heal. By trial and error he has come up with ointments that keep injured skin moist to assist the natural...
RSS
share

Refutando a los incrédulos

Josué 11:10-11
“Por entonces regresó Josué, tomó a Hazor y mató a espada a su rey, pues Hazor había sido antes cabeza de todos estos reinos. 11Pasaron a espada todo cuanto en ella tenía vida, destruyéndolo todo por completo, sin que quedara nada capaz de respirar, y prendieron fuego a Hazor”.

El criticismo moderno de la Biblia empezó a finales del año de 1700 y a continuado hasta hoy en día.  La afirmación usual, a menudo de estudiosos bíblicos, ha sido que la Biblia no es más que escritos humanos llena de errores.  Antes de que hayan empezado las obras de excavación serias a mediados de 1800, los estudiosos se sentían libres de considerar la falta de evidencia como prueba de que las personas, ciudades e inclusive naciones enteras mencionadas en la Biblia nunca existieron.  No les parecía importar que ellos nunca se hubieran preocupado de buscar evidencia.

Pronto, la arqueología bíblica empezó a encontrar las evidencias.  Y, con cada descubrimiento, los pronunciamientos de los críticos acerca de los errores en la Biblia empezaron a derrumbarse.  Un ejemplo es el registro bíblico del liderazgo de Josué en Israel al ocupar la Tierra Prometida.  Josué 10:10-11 registra como Josué derrotó a Hazor, quemando la ciudad hasta la tierra.  Todo esto había sido dejado de lado por los incrédulos pero entonces los arqueólogos encontraron las ruinas de Azor.  Las ruinas claramente mostraban una destrucción por un intenso fuego.  ¡El fuego había sido tan caliente que el adobe se horneó rojo como una langosta, las rocas habían cambiado por el calor del fuego, y las cenizas de la ciudad tenían una profundidad de cinco pies (1.5 metros)!

Toda afirmación de que hay error en la Biblia se ha basado en la falta de conocimiento.  ¡Enfrentémoslo, sin importar el tema, incluyendo la historia, Dios tiene más conocimiento que nosotros!

Oración: 
Amado Padre celestial, Te agradezco por Tu Palabra que ha sido preservada para nuestra instrucción hoy. Guíame por Tu Santo Espíritu para dar buen uso de Tu Palabra en mi vida diaria. En nombre de Cristo Jesús. Amén.