Skip to content

Today's Creation Moment

Dec
22
Microbe Argues for God's Unlimited Creativity
Genesis 1:20
"And God said, Let the waters bring forth abundantly the moving creature that hath life, and fowl that may fly above the earth in the open firmament of heaven."
Aluminum, the most abundant metal in the Earth's crust, is usually thought to be poisonous to life. When aluminum becomes too concentrated in soil, it will greatly reduce crop yield. No known living...
RSS
share

¿Ají de chocolate?

Génesis 1:29
“Después dijo Dios: ‘Mirad, os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, así como todo árbol en que hay fruto y da semilla. De todo esto podréis comer’”.

Han escrito en contra de él, ha sido declarado ilegal, y es la original “comida de los dioses”.  La ciencia moderna está encontrando que el chocolate parece ofrecer algunos beneficios positivos para la salud.

Cuando Cortéz y sus soldados vinieron al Nuevo Mundo, Montezuma les ofreció el chocolate caliente favorito de su gente.  Pero la gente de Montezuma no añadía azúcar al chocolate.  En lugar de eso añadían ají molido.  ¡Este era en realidad un chocolate bien caliente!  A los españoles les pareció terrible.  Felizmente para los amantes del chocolate ellos sí se llevaron de vuelta a Europa unos granos.  Allí se le ocurrió a alguien dejar fuera el ají y añadir más bien azúcar.  Para el siglo dieciocho, las casas de chocolate se habían convertido tan populares que los fabricantes de bebidas alcohólicas demandaron restricciones legales contra el chocolate porque estaba arruinando su negocio.

Hoy, los norteamericanos comen un promedio de 10 libras de chocolate por persona al año.  El chocolate también contiene un leve anti-depresivo así como teobromina, una sustancia única que levanta el ánimo y calma a la vez.  Y contrario al pensamiento popular, el chocolate no es adictivo.

Mientras que el chocolate puede parecer un tema trivial, les ha dado a aquellos que les gusta mucho deleite.  Es uno de esos regalos que Dios nos ha dado que hace que la vida sea un poco más agradable – pero es totalmente innecesario.  Y esto nos da una lección acerca de Sus pensamientos de gracia hacia el hombre.

Oración: 
Amado Señor Jesucristo, Tú hiciste todo lo que es. Te agradezco que hayas hecho algunas cosas que no requerimos, pero que nos hacen regocijarnos en Tu generosidad. Ayúdame a nunca maltratar Tus buenos regalos. Amén.
Notas: 
Judith Stone, “Life-styles of the Rich and Creamy,” Discover, September 1988, pp.81-83.