Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
23
Built-In Error Correction
Proverbs 3:11-12
"My son, despise not the chastening of the LORD; neither be weary of his correction: For whom the LORD loveth he correcteth; even as a father the son in whom he...
It sounds like science fiction to suggest that if someone typed your name into a computer and misspelled it, the computer would find and correct it. This would need a very sophisticated software...
RSS
share

La química de Dios una vez más sobrepasa la del hombre

Salmos 139:14
“Te alabaré, porque formidables y maravillosas son tus obras; estoy maravillado y mi alma lo sabe muy bien”.

Una de las interrogaciones más grandes en la biología pregunta cómo una sola célula fertilizada se divide en varias células diferentes – algunas se convierten en células de hígado, células de la piel, células del cerebro y células de los huesos.  Esta es la última forma de hacer esta pregunta, “¿De dónde vienen los bebés?”

El factor de crecimiento humano, un químico producido por nuestro cuerpo, está siendo estudiado para ver si es el responsable para el desarrollo de todas esas diferentes células desde una sola célula.  Sin embargo, este es sólo uno de treinta químicos conocidos que influyen en el desarrollo de nuevas células.  Otro químico poderoso, llamado GM-CSF en corto, ahora ha sido sintetizado como una droga y estimula el desarrollo de glóbulos blancos en la médula espinal.  Esta droga ha salvado a pacientes que de lo contrario estarían condenados a muerte y que han perdido virtualmente toda su médula espinal debido a la exposición a la radiación.  El factor de crecimiento de los nervios es otro que está siendo estudiado como un probable tratamiento para el Alzheimer y para el uso en re-adjuntar extremidades.

¿Se da cuenta usted de donde vienen todos estos increíbles químicos?  No vienen de laboratorios dotados de un personal con los mejores cerebros en la ciencia.  Son producidos por nuestro cuerpo.  La ciencia debería llenarse de asombro por la evidente sabiduría detrás de aquellas estructuras químicas y la forma en la cual funcionan.  ¡Y ese es uno de los mejores argumentos de que fuimos creados por un Creador sabio y poderoso, no por accidentes químicos sin discernimiento!

Oración: 
Amado Señor, yo realmente he sido hecho formidable y maravillosamente. Te pido que guíes a los investigadores médicos para que ellos puedan aprender como utilizar las sustancias que has creado para el mejoramiento de la tierra y de nuestra condición, y que Tú seas glorificado en esto. Amén.
Notas: 
Carol Kahn, “Tapping The Healers Within,” OMNI.