Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
17
Built-In Error Correction
Proverbs 3:11-12
"My son, despise not the chastening of the LORD; neither be weary of his correction: For whom the LORD loveth he correcteth; even as a father the son in whom he...
It sounds like science fiction to suggest that if someone typed your name into a computer and misspelled it, the computer would find and correct it. This would need a very sophisticated software...
RSS
share

Doctor ratón encuentra sabiduría en hongo

Daniel 2:22
“Él revela lo profundo y lo escondido, conoce lo que está en tinieblas y con él mora la luz”.

Los hongos crecen en la tierra prácticamente en todo el mundo.  Luego del gasto de millones de dólares en investigar los hongos, en busca de un fármaco útil, a los investigadores médicos se les ordenó suspender sus investigaciones.  Pero un científico desobedeció las órdenes.  ¡Y el resultado es la droga milagrosa más importante desde el descubrimiento de los antibióticos!
    
Cuando Jean-Francois Borel, quien se describe a sí mismo como un “doctor ratón”, se rehusó a dejar sus investigaciones sobre un hongo blanco, primero identificado en muestras de tierra arriba del círculo Ártico, las cirugías de transplante prácticamente se habían detenido.  Los órganos podían ser transplantados, pero el rechazo del cuerpo del órgano mataba a más de la mitad de todos los pacientes de transplante dentro de un año del transplante.  La continuación de las investigaciones del Dr. Borel guió al descubrimiento del cyclosporina, un químico que previene que el sistema inmunológico rechace los órganos transplantados.  Ahora hay más de 150.000 personas viviendo con transplantes debido al descubrimiento del Dr. Borel.  Sin embargo, los científicos aún no están seguros de cómo funciona la cyclosporina.

Puede parecer que los hongos sean un lugar muy extraño para buscar drogas milagrosas.  Pero las compañías de fármacos aprendieron que los microorganismos en la tierra producen una gran variedad de químicos médicamente interesantes.  Cada año prueban unas 30.000 muestras para ver si una droga milagrosa pueda estar escondida en uno de ellos.  

Así que, aunque muchos científicos dicen que creen que no hay ningún propósito ni intención tras la naturaleza, regularmente buscan propósito en la creación.

Oración: 
Amado Señor, mientras que el hombre busca los beneficios ofrecidos por las cosas que has creado, no permitas que perdamos vista de nuestra más grande necesidad, una relación contigo. Esto no puede encontrarse en la naturaleza, sino solo en Tu Hijo, Jesucristo. En Su nombre. Amén.
Notas: 
Peter Gorner, “Wonderworker,” Chicago Tribune, Wednesday, December 28, 1988, p. 1&7.