Skip to content

Today's Creation Moment

Nov
22
New Scientific Evidence for the Flood
Genesis 7:20
"Fifteen cubits upward did the waters prevail; and the mountains were covered."
If there was a great worldwide Flood, as described in Genesis, such a catastrophe certainly should have left obvious evidence of itself all over the world. Scientists who believe in creation say that...
RSS
share

Diseños delicados, precisos

Mateo 6:28
“Y por el vestido, ¿por qué os angustiáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan…”

Cuando una flor vive en armonía con y depende de, digamos, un insecto para ser fertilizado, esto se conoce como simbiosis.  Los programas de Momentos de la Creación han dado muchos ejemplos de esto y cada uno desafía la noción de que estas relaciones pudieran haberse desarrollado por casualidad durante tiempos muy largos.  Hoy tenemos otro ejemplo:
 
La achicoria en un horario precisamente cronometrado que está en perfecta armonía con sus polinizadores separa abrir sus flores a lo largo del verano. Temprano en la temporada, las flores de achicoria más cercanas al fondo del tallo de la flor se abren primero y, al ser polinizadas, se cierran y la próxima flor más arriba en el tallo se abre y así sucesivamente.  Hay una impresionante eficiencia en esto, aunque hay más: Las flores por lo general se abren en las horas frías de la mañana no sólo para proteger a la flor delicada del calor del sol sino también porque este es el tiempo en que están alrededor los polinizadores.  Otras plantas que florecen se abren sólo por las noches y tienden a tener flores blancas para poder ser vistas fácilmente en la oscuridad.  Estas son las flores que son polinizadas por polillas nocturnas voladoras.

Tal coordinación de inter-relación entre el reino vegetal y animal no podría haberse desarrollado a través de situaciones accidentales.  ¡Estas proveen más evidencia de que el sabio Creador diseñó éstas y todas las criaturas dentro de su relación desde el principio!

Oración: 
Amado Señor, en Tu diseño de la creación, has cuidado de las necesidades de todas las cosas vivientes. Quítame una mente que piensa que yo debo hacer por mí misma lo que Tú harás por mí, y reemplázalo con fe en Tus promesas. Amén.
Notas: 
Steven D. Garber, The Urban Naturalist, (John Wiley & Sons, Inc., 1987), p.15.