Skip to content

Today's Creation Moment

Sep
30
The Most Complex Structure in the Universe
Job 38:36
"Who hath put wisdom in the inward parts? or who hath given understanding to the heart?"
Whether you know it or not, you are the proud owner of the most complex arrangement of matter in the universe. I am speaking of your brain. Even though it weighs only three pounds, the brain's...
RSS
share

Nada de hoja en blanco

Juan 1:1
“En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios”.

El filósofo francés René Descartes argumentó que cualquier cosa que no puede ser investigada por razón humana debe ser asumida que no existe.  Él aplicó esto a los animales llamándolos “autómata” y, aunque tuvo cuidado de no decirlo, el argumento también se aplica al alma humana y la existencia de Dios.  Tres siglos más tarde la ciencia ya no trata de ocultar que descarta el alma humana.  Se nos dice que los seres humanos vienen al mundo como una hoja en blanco sobre la cual la experiencia escribe.  Este tipo de pensamiento ha llevado a la idea de que el lenguaje, por ejemplo, no es más que simplemente sonidos sin valor inherente.  Por otro lado, la Escritura enseña que el lenguaje es un regalo universal dado por Dios al hombre.  Nuevas investigaciones apoyan este punto de vista bíblico.

Investigadores en la Universidad de Washington en Seattle estudiaron la respuesta de infantes de seis meses a ciertos sonidos.  Los infantes fueron entrenados para esperar una recompensa cuando escucharan sonidos de vocales o consonantes que son parte del diálogo humano.  Los investigadores descubrieron que los infantes sí reconocen y clasifican los sonidos humanos básicos de vocales y consonantes, así como sus variaciones, desde el principio.

Estos descubrimientos no tienen ninguna explicación evolucionista pero sí apoyan la afirmación de la Biblia de que tenemos un alma que nos ha sido entregada por nuestros padres mientras que el alma original en Adán fue creada por Dios, de quien hacen referencia como la “Palabra”.

Oración: 
Amado Señor, Tu eres la Palabra a través de ella yo y todo lo demás fue creado, y a través de ella soy salvo de mi pecado. Deja que la Palabra escrita, la Santa Biblia, sea mi guía e instructor y que yo pueda conocerte y amarte mejor. Amén.