Skip to content

Today's Creation Moment

Aug
27
This Flower Is a Real Stinker
Isaiah 40:28
"Hast thou not known? hast thou not heard, that the everlasting God, the LORD, the Creator of the ends of the earth, fainteth not, neither is weary? there is no...
Dung beetles may not be a very pleasant subject, but after all, someone has to do the housekeeping. So God created what man has classified into 30,000 species of dung beetle. Many will form their...
RSS
share

Los anillos misteriosos de Urano

Génesis 1:16
“E hizo Dios las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para que señoreara en el día, y la lumbrera menor para que señoreara en la noche; e hizo también las estrellas”.

Probadores espaciales han llegado hasta los puntos más lejanos del sistema solar, y hemos aprendido más acerca de los planetas externos en 24 horas de lo que los astrónomos en el siglo pasado.

Por ejemplo, hemos aprendido que todos los cinco de los planetas externos están rodeados por anillos.  A parte de ser muy bellos, los anillos planetarios son realmente una maravilla.  Los anillos tienen un espesor de tan solo unas pocas pulgadas y consisten de polvo y hielo en nítidas bandas; es una estructura muy improbable e inestable.  Todo astrónomo sabe que las fuerzas del viento solar, la gravedad y las leyes inevitables de la física debieron haber destruido un anillo planetario en menos de un millón de años.  Pero al mismo tiempo los astrónomos creen que el sistema solar tiene billones de años.  ¿Cómo puede ser esto?

Para salvar la situación, los astrónomos han teorizado que debe haber pequeños “satélites cuidadores” que ayudan a mantener los anillos juntos por largos periodos de tiempo.  Han encontrado satélites alrededor de Saturno y creen que éstos pueden ser los satélites cuidadores.  Pero ahora un estudio exhaustivo de los datos del Voyager 2 desde Urano ha mostrado anillos perfectos sin “satélites cuidadores”.  Esto llega a ser un verdadero misterio.

Sin embargo, no hay ningún misterio si la Biblia es una historia acertada de toda la creación, empezando en el principio, no billones sino solo miles de años atrás.

Oración: 
Amado Padre, en Tu sabiduría no has dejado al hombre ningún lugar en la creación donde él pueda mirar y no ver Tu obra. Pero el hombre necesita más que esto; él necesita Tu gracia que tan solo viene a través de la fe en Jesucristo. Ayúdame a utilizar Tu Palabra para ayudar al mundo a conocer de Tu amor hacia nosotros en Cristo. En Su Nombre. Amén.
Notas: 
J. Eberhart, “Sustaining the Uranian rings,” Science News, December 24&31, 1988, p.407.