Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
18
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

El mamífero más sensible de la tierra

Romanos 8:28
“Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”.

Sin importar donde vive usted, es probable que una criatura maravillosa está, ahora mismo, trabajando en o cerca de su césped.  Esta criatura tiene más habilidad para sentir las cosas que están pasando a su alrededor que un probador espacial sofisticado.  Inclusive puede escuchar a las lombrices masticando por debajo de la tierra.

Esta criatura maravillosa y malentendida es un topo.  Pero empecemos por descartar el mito de que un topo es ciego o de que es lisiado.  Aunque sus ojos son pequeños no es ciego y sus pies delanteros tienen garras especializadas para cavar; esto hace que camine sobre sus nudillos.

La nariz y cola del topo tienen censores de vibración que son más sensibles que cualquiera de los que la ciencia del hombre haya podido hacer.  Estos censores están compuestos por miles de partes y permiten que el topo escuche y localicen a los gusanos que mastican las raíces de su césped – ¡inclusive a través de varios pies de tierra!  En un año un topo puede comer casi 60 libras de gusanos – más que suficientes gusanos para matar un césped de buen tamaño.

Cada una de las criaturas de Dios tiene un propósito, sea que lo entendamos o no.  Aunque a usted no le gusten los pequeños senderos que los topos dejan en su césped, los senderos son bastante inofensivos.  Lo que debemos recordar es que hay un topo patrullando en su patio.

Oración: 
Amado Señor, Yo entiendo tan poco pero Tú conoces y entiendes todas las cosas. Ayúdame a entender más acerca de Tu sabiduría y propósitos en la creación, y a ser fortalecido cuando la vida trae cosas que parecen no tener propósito. Amén.
Notas: 
Bob Devine, Uncle Bob’s Animal Stories, (Moody Press, Chicago, IL, 1986), pp.109-112.