Skip to content

Today's Creation Moment

Sep
02
One Smelly Amoeba
Job 9:25-26
"Now my days are swifter than a post: they flee away, they see no good. They are passed away as the swift ships: as the eagle that hasteth to the prey."
Not all dangerous predators can be seen. One of the most dangerous predators in a drop of pond water is Amoeba proteus. This amoeba literally terrorizes its one celled pond mates because they can...
RSS
share

¿Fenómeno de la naturaleza o del diseño divino?

Génesis 1:14
“Dijo luego Dios: ‘Haya lumbreras en el firmamento de los cielos para separar el día de la noche, que sirvan de señales para las estaciones, los días y los años…’”

Recientemente reportamos en este programa que otro conjunto de planetas nuevos han sido descubiertos rotando alrededor de otra estrella.  Señalamos que en cada caso, la mayoría de los planetas eran demasiado grandes para poder tener vida.  En muchas de las instancias, los planetas también tenían órbitas en forma de huevo que les proveería de climas ásperos altamente erráticos – si es que tuviesen algún tipo de atmósfera.

Geoffrey W. Marcy de la Universidad de San Francisco y de la Universidad de California, Berkeley, en su reciente anuncio del descubrimiento del planeta número 17 que está orbitando alrededor de otra estrella, señala que hay otro problema con estos sistemas solares.  Al señalar el problema, él se pregunta si nuestro sistema solar, donde los planetas tienen órbitas relativamente circulares, es una excepción a la regla.  En cada uno de los otros sistemas planetarios vistos hasta ahora, los planetas tienen órbitas ovaladas o se encuentran más cerca de su estrella de lo que está Mercurio a nuestro sol.  Marcy señala que un problema adicional de tener un planeta con una órbita altamente alargada en el sistema solar es que eliminaría cualquier otro planeta con una órbita circular.  Sería solo cuestión de tiempo antes de que el planeta con la órbita ovalada enviara al planeta con la órbita circular hacia su estrella o fuera hacia el espacio sideral.  Pero donde Marcy está equivocado, es que mientras nuestro sistema solar puede ser único no es ningún fenómeno de la naturaleza.  Más bien, nuestro sistema solar claramente ha sido diseñado por un Dios amoroso y todopoderoso para sostener la vida.

Oración: 
Te agradezco, Padre que hayas creado el sistema solar como un buen lugar para vivir y aprender de Tu amor a través de Jesucristo. En Su Nombre. Amén.
Notas: 
R.C., Solar system planets: Freaks of nature?, Science News, January 30, 1999, v.155, p.79