Skip to content

Today's Creation Moment

Jan
26
This Serpent Bears Witness to God's Greatness
Psalm 145:15
"The eyes of all wait upon thee; and thou givest them their meat in due season."
When you are a small animal whose diet could injure or even kill you, eating can be positively dangerous. That danger increases if you belong to a family of animals that normally takes minutes or...
RSS
share

El engaño es cucú

Proverbios 20:17
"Sabroso le es al hombre el pan de mentira, pero después se le llena la boca de cascajo".

Puede que usted esté consciente de que el cucú común no alimenta ni cría a sus propios críos.  Más bien, pone sus huevos en los nidos de otros pájaros.  Los pájaros adoptivos alimentan y crían a los jóvenes cucú comos suyos propios hasta que el cucú se pone más grande que los padres adoptivos y se va sin más que un “gracias”.

Un padre adoptivo común para los jóvenes cucús es el pájaro canoro de caña, cuyo patrón de comportamiento es muy distinto al de los cucús.  Por ejemplo, los padres pájaros canoros de caña reconocen a los pájaros bebés hambrientos por su llamado persistente.  Los cucús típicamente ponen un solo huevo en el nido adoptivo.  Una vez que sale del huevo, el pequeño cucú tira los huevos del pájaro canoro fuera del nido.  ¿Así que, cómo un pequeño bebé cucú llega a convencer al padre pájaro canoro de caña que es media docena de pájaros bebés canoros que necesitan ser alimentados?  Los investigadores finalmente aprendieron la sorprendente respuesta a esta pregunta.  Dicen que el bebé cucú engaña a sus padres adoptivos al sonar hasta como ocho bebés pájaros canoros.  El acto es tan convincente que consigue todo el alimento que desea.

¿Quién les enseña a los bebés cucús este truco?  Por supuesto que no la mamá cucú que, casualmente, se pierde de la realización de la vida familiar.  El cucú nos recuerda que el engaño nos roba de buenas experiencias en nuestras vidas.  Esa es la razón por la cual es tan alentador cuando nuestro perfecto Dios de verdad nos dice que Él nunca cambia.

Oración: 
Perdóname, amado Padre, por cualquier engaño en mi vida, y ayúdame a vivir una vida de verdad y honestidad. En Nombre de Jesús. Amén.
Notas: 
L.H., Cuckoos beg doggedly to trick hosts, Science News, v.155, p.158, March 6, 1999