Skip to content

Today's Creation Moment

Aug
17
Meet King Kong's Opposite!
1 Samuel 17:45
"Then said David to the Philistine, Thou comest to me with a sword, and with a spear, and with a shield: but I come to thee in the name of the LORD of hosts, the...
Probably one of my all-time-favorite movies is King Kong. I'm talking about the original black-and-white film made in 1933 and starring Faye Wray. But, of course, the real star of the movie was the "...
share

¿Es su memoria tan buena?

Lucas 12:24
“Considerad los cuervos, que ni siembran ni siegan; que ni tienen despensa ni granero, y Dios los alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que las aves?"

¿Recuerda usted cuánta leche tiene en su refrigerador?  ¿Recuerda usted que restos de comida tiene allí, y donde los puso?  Este tipo de memoria se llama la memoria episódica.  Le permite viajar desde un punto hacia atrás en el tiempo con su mente para recordar los detalles de una acción pasada.  Hasta ahora, se creía que sólo los humanos tenían este tipo de memoria, aunque algunos investigadores estaban convencidos de que los monos y las ratas tenían también esta clase de memoria episódica. 

Ahora, para sorpresa de los investigadores, varias especies de pájaros que almacenan alimento han exhibido convincentemente la memoria episódica y aún más.  El alimento favorito de las urracas de los matorrales es la larva de la polilla de cera.  Los investigadores permitieron que algunas de las urracas aprendieran que las larvas se pudren luego de algunos días.  Así también,  a las urracas les gusta el maní.  Los investigadores les dieron a las urracas de los matorrales las larvas para esconderlas en bandejas de hacer hielo llenas de arena.  Luego de cinco días a las urracas se les dio maní para esconder.  Después, a los pájaros se les permitió recoger sus tesoros enterrados.  Los pájaros que habían aprendido que las larvas se podrían luego de unos pocos días ni siquiera se molestaron en recogerlas.  Buscaron sólo el maní, y recordaron donde buscarlo.  Las urracas que no sabían que las larvas se pudren, las buscaron primero.  En otro proyecto de investigación, los cascanueces de Clark recordaron donde habían enterrado bocados de alimento nueve meses antes.  Esto es algo que los científicos evolucionistas nunca esperaron de los animales que consideran que son formas más bajas de vida en comparación con nosotros.  Dios ha velado por las necesidades alimenticias de estas especies especiales, no sólo al proveerles de alimento, sino también dándoles una memoria episódica extraordinaria como la nuestra.

Oración: 
Señor, recuerdo y te agradezco por toda Tu bondad hacia mí. Amén.
Notas: 
S. Milius, Birds can remember what, where, and when, Science News, v.154, p.181