Skip to content

Today's Creation Moment

Sep
02
One Smelly Amoeba
Job 9:25-26
"Now my days are swifter than a post: they flee away, they see no good. They are passed away as the swift ships: as the eagle that hasteth to the prey."
Not all dangerous predators can be seen. One of the most dangerous predators in a drop of pond water is Amoeba proteus. This amoeba literally terrorizes its one celled pond mates because they can...
RSS
share

Joya de muerte

Génesis 2:17
"…pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás".

Las consecuencias del pecado del hombre han tocado cada parte de la creación.  Luego de que Dios nos hizo, declaró que toda Su creación era “muy buena”, que era perfecta para el estándar de Dios.  Pero la rebelión humana contra Dios, desató las fuerzas de la muerte a través de la creación.  La avispa joya    con apariencia de zancudo es un buen ejemplo de esto.  Bajo el microscopio la avispa joya hace honor a su nombre, mostrando patrones de colores iridiscentes que cambian con la luz.  Pero eso es prácticamente todo lo que refleja su creación perfecta acerca de la avispa joya.

La avispa hembra, lista para poner huevos, busca crisálidas de mosca, encontradas con más facilidad en los cuerpos muertos de los animales.  Allí ella inyecta a la crisálida de la mosca con un veneno para matarla y luego pone entre 20 y 40 huevos en cada crisálida.  Luego de uno o dos días, el huevo se rompe y los críos se alimentan.  Los machos, que no tienen alas, se aparean con las hembras y mueren donde nacieron.  Las hembras entonces vuelan para repetir el ciclo.  Interesantemente, la hembra tiene un órgano especial que controla si el huevo que pone es fertilizado o no.  Los huevos no fertilizados resultan en hijos mientras que los huevos fertilizados resultan en hijas.  Esto funciona para balancear la población.

Aunque la avispa joya es hermosa y tiene habilidades asombrosas, se ha encargado del trabajo necesario de la eliminación de cadáveres.  Gracias a Dios, en Cristo, podemos esperar con ansias ese día cuando Cristo, Quien ha vencido sobre la muerte, regrese para dar a todos aquellos que creen en Él, la bendición de la vida eterna.

Oración: 
Señor, te agradezco por darme la salvación. Y ansío Tu regreso. Amén.
Notas: 
Jack Werren, Genetic Invasion of the Insect Body Snatchers, Natural History, 6/94, p.36