Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
30
God Gives the Rat a Secret
Job 38:4
"Where wast thou when I laid the foundations of the earth? declare, if thou hast understanding."
A new revolutionary design in metal-cutting blades has been added to the metal-working industry. In use, the new blade is fixed in one position while the metal to be shaped spins on a lathe. This new...
RSS
share

Una ameba maloliente

in
Job 9:25-26
"Mis días han sido más ligeros que un correo; huyeron sin haber visto el bien. Pasaron cual naves veloces, como el águila que se arroja sobre la presa".

No todos los predadores peligrosos pueden ver.  Uno de los predadores más peligrosos en una gota de agua de estanque es la Amoeba proteus.  Esta ameba literalmente aterroriza a sus uni-celulares compañeros de estanque porque pueden olerlo cuando va camino a tragarlos.  Entre sus bocadillos favoritos se encuentran las criaturas uni-celulares del género Euplotes.  Pero los Euplotes se pueden defender.  Cuando algunos miembros de éste género huelen que la ameba está en camino corren para estar a salvo.  A otros les pueden crecer lanzas para defenderse a sí mismos.  A algunos inclusive les puede crecer un caparazón duro para protegerse.

Este escenario deja un problema para la evolución.  ¿Qué beneficio hay para un predador cuando advierte a su presa? La evolución debe haber seleccionado contra la habilidad de la ameba producir este olor único, llamado factor-A.  Ahora un nuevo descubrimiento ha revelado que el olor de la ameba en realidad es un diseño ingenioso, que apunta al Diseñador.  Estas amebas se reproducen al dividirse, así que están rodeados por clones.  El factor A es lo suficientemente fuerte para permitir que los proteus puedan identificar las parejas clon para que no se coman entre sí, pero no lo suficientemente fuerte que prevenga que los proteus no tengan suficiente que comer.

Dios envió a Su Hijo, Cristo Jesús, para salvarnos de otro predador nunca visto, el diablo.  La maldad en el mundo es el olor de advertencia de la presencia del diablo.  Dios ha puesto muchas evidencias dentro de la creación de que Él es el Creador para que mientras vivamos nuestros relativamente pocos días sobre la tierra que pasan de prisa, seamos llamados a Su Hijo, y creyendo en Él, recibamos Su perdón y la salvación del pecado, la muerte y el diablo.   

Oración: 
Te agradecemos, amado Padre, que en Tu amor, enviaste a Tu hijo para salvarnos del pecado, la muerte y el diablo. Amén.
Notas: 
S. Milius, Amoeba betrayed by anticannibal defense, Science News, March 20, 1999, v. 155, p 182