Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
23
Built-In Error Correction
Proverbs 3:11-12
"My son, despise not the chastening of the LORD; neither be weary of his correction: For whom the LORD loveth he correcteth; even as a father the son in whom he...
It sounds like science fiction to suggest that if someone typed your name into a computer and misspelled it, the computer would find and correct it. This would need a very sophisticated software...
RSS
share

La importancia de buenos padres

in
Efesios 6:1
"Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo".

¿Acaso los buenos padres deshacen sus mejores esfuerzos cuando ponen a su hijo en una guardería?  ¿Quién tiene más influencia sobre el desarrollo del hijo cuando éste es puesto en una guardería?  Recientemente hemos escuchado muchos estudios, algunos de estos llegaron a conclusiones contradictorias.  Algunos decían que los padres tienen poco o ningún efecto sobre el desarrollo de sus hijos.  Otros concluyeron que las guarderías no influyen en el desarrollo del niño del todo.  En la actualidad nuevos estudios exclusivos buscan aclarar esto.

Este esfuerzo de una doble investigación es exclusivo porque dependió de una observación directa de niños y cuidadores.  La primera parte del estudio, financiado por el Institutio Nacional de Cuidado Infantil y Desarrollo Humano, observó a niños de 1 a 3 años en más de 1.300 familias.  Estas familias iban desde madres que quedaban en casa hasta aquellas que utilizaban guardería.  Se estudiaron los trasfondos de las familias, las madres eran grabadas en video y a los niños se les probaba su desarrollo del lenguaje y habilidades similares.  Esta parte del estudio concluyó que las madres que están cálidamente  involucradas con sus hijos tenían la más grande influencia sobre el desarrollo de sus hijos.  También concluyeron que los niños promedios que van a la guardería y tienen una madre involucrada, y cariñosa, son atrofiados por una pobre guardería, pero modestamente ayudados por una buena guardería.
   
La segunda parte del estudio evaluó las guarderías en nueve estados, y luego extendió sus resultados a todo el país.  Ellos calificaron al 61 por ciento de los programas de guarderías como “aceptable” o “pobre”, y el 39 por ciento calificado como “bueno” o “excelente”.  ¡Lo que está claro de estos resultados es que en el orden de las cosas de Dios, nada puede reemplazar una buena crianza por parte de los padres!    

Oración: 
Señor, ayúdame a ser un buen padre, o a ser bueno con mis padres. Amén.
Notas: 
S.M. Good parents still make the difference, Science News, February 6, 1999, v.155, p.91