Skip to content

Today's Creation Moment

Dec
22
Microbe Argues for God's Unlimited Creativity
Genesis 1:20
"And God said, Let the waters bring forth abundantly the moving creature that hath life, and fowl that may fly above the earth in the open firmament of heaven."
Aluminum, the most abundant metal in the Earth's crust, is usually thought to be poisonous to life. When aluminum becomes too concentrated in soil, it will greatly reduce crop yield. No known living...
RSS
share

Los doctores estudian a Dios (GOD)

in
John 11:11-12
“Dicho esto, agregó: —Nuestro amigo Lázaro duerme, pero voy a despertarlo.Dijeron entonces sus discípulos: —Señor, si duerme, sanará'".

Los médicos han estado desconcertados y están en el proceso de estudiar a GOD (DIOS en castellano). Pero en este caso, el acrónimo “GOD” simboliza “generación de diversidad”.  Esta diversidad que les asombra es la diversidad encontrada en nuestro sistema inmunológico.  Mientras tenemos menos de 100.000 genes, nuestro sistema inmunológico puede generar decenas de millones de distintos anticuerpos para defender y protegerse de la enfermedad.  ¿Cómo pueden solo 100.000 genes producir miles de veces tantos anticuerpos?

En realidad, tenemos dos sistemas inmunológicos.  El primero se llama el sistema innato.  Este sistema de respuesta rápida depende de características comunes encontradas en la mayoría de microbios para atar y conquistarlos.  El segundo sistema inmunológico se llama el sistema inmunológico combinatorio.  Es este segundo sistema inmunológico que genera decenas de millones de diferentes y muy específicos anticuerpos.  Su respuesta es más lenta que la del sistema innato porque responde a una infección al hacer y enviar una variedad de anticuerpos a los invasores.  Dependiendo de qué anticuerpos reconozca el invasor, el sistema combinatorio entonces empieza a manufacturar anticuerpos más específicos hasta que el invasor sea conquistado.

Los investigadores que estudian los detalles del sistema inmunológico están asombrados de cómo la evolución pudiese diseñar un sistema tan complejo, ingenioso y preciso. ¡Incluso desde una perspectiva científica, la explicación más simple es que nuestro sistema inmunológico, como todo lo demás, fue creado por un todosapiente y todopoderoso Creador!

Oración: 
Te agradezco, Padre, por proveernos de un sistema inmunológico, y te pido por buena salud. En Nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
John Travis, The Accidental Immune System, Science News, November 7, 1998, v.154, p.302