Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
19
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

Los bebés aún no nacidos se protegen a sí mismos

in
Salmos 139:13
"Tú formaste mis entrañas; me hiciste en el vientre de mi madre”.

Cuando se recibe un órgano donado se deben tomar drogas muy fuertes para prevenir el rechazo.  La razón para esto es que el sistema inmunológico identifica el órgano implantado como “extraño”.  Entonces asume que el invasor es peligroso y debe ser destruido.  Esto nos trae a un misterio desconcertante que los científicos han estado intentando resolver: ¿Por qué el cuerpo de una madre no reconoce a su bebé aún no nacido como algo foráneo de su cuerpo?  Después de todo, al llevar la información genética de la madre y del padre, el bebé aún no nacido es genéticamente único.
   
Algunos científicos teorizan que la placenta es una barrera física entre el sistema inmunológico del bebé y de la madre.  Otros piensan que el bebé aún no nacido de alguna manera se esconde del sistema inmunológico de la madre. Una tercera teoría es que el sistema inmunológico de la madre de alguna manera es forzado a tolerar al bebé aún no nacido.  Nuevas investigaciones en la Universidad Médica de Georgia en Augusta, Georgia, apoya esta tercera alternativa.  Los investigadores han mostrado que la placenta produce una enzima (IDO) que funciona para suprimir células inmunológicas.  En efecto, el bebé aún no nacido ensambla justo la enzima correcta para evitar que el sistema inmunológico de la mamá le ataque. Los científicos dicen que este descubrimiento puede crear nuevas medicinas para tratar las enfermedades auto-inmunes y de rechazo de órganos.

Este sistema o sistema similar tenía que estar completamente operativo en la primera criatura para tener embarazos y nacimientos exitosos.  No podía evolucionar gradualmente.  Este hecho y la sabiduría de este sistema proveen más evidencia de un Creador lleno de sabiduría y todo poderoso de toda forma de vida y de todo lo que existe.

Oración: 
Padre, te agradezco que me hayas protegido en el vientre de mi madre. Amén.
Notas: 
J.T., Don't reject me, fetus tells Mom, Science News, v.154, p.152, September 5, 1998