Skip to content

Today's Creation Moment

Jul
23
Glass Insects in Space!
Psalm 9:1
"I will praise Thee, O Lord, with my whole heart; I will shew forth all Thy marvelous works."
Brine shrimp and water bears are tiny animals that are able to basically freeze dry into a state of suspended animation and then return to active life. Scientists have learned that they do this by...
RSS
share

A la saliva no se le puede escupir

in
Malaquías 4:2
"Mas para vosotros, los que teméis mi nombre, nacerá el sol de justicia y en sus alas traerá salvación. Saldréis y saltaréis como becerros de la manada”.

Algún día en vez de dar una muestra de sangre durante un examen físico, el doctor podría pedirle una muestra de saliva.  La saliva es un fluido asombroso.  A más de ayudarnos a humectar y digerir el alimento, la saliva puede acelerar la cicatrización y luchar contra la bacteria, hongos y virus.  La saliva es químicamente casi idéntica a la parte clara de la sangre.  Inclusive tiene, en menos concentraciones, los organismos infecciosos encontrados en su sangre.  Digamos, por ejemplo que usted de repente se encuentra en una situación estresante.  El nivel de la hormona cortisona incrementará en su sangre en respuesta al estrés.  Dentro de 20 minutos, ese incremento será evidente en su saliva.  Esto significa que algún día los exámenes de saliva reemplazarán a las muestras de sangre.  En los Estados Unidos, los exámenes de saliva han sido aprobados para diagnosticar el SIDA, las drogas ilegales, la enfermedad periodontal, el alcohol y el alumbramiento prematuro.  Si la hormona estriol se incrementa en la sangre de una mujer antes de las 36 semanas de gestación, los doctores saben que la mujer puede entrar en alumbramiento prematuro.  El examen de saliva también se utiliza para chequear el nivel de hormonas en las mujeres que están teniendo dificultad en concebir un bebé.  Otros países han aprobado un examen de saliva para la hepatitis B.

Las notables habilidades de la saliva son testimonio de un Creador amoroso.  Él sabía que pecaríamos y por lo tanto entraría la enfermedad al mundo.  Así que nos dio la saliva que, no sólo nos defiende contra la infección sino que también nos ayuda a curarnos.  Pero el amor más grande que Él nos ha mostrado es enviarnos a Su Hijo para darnos salud espiritual.

Oración: 
Te agradezco, Señor por todos tus Buenos regalos, especialmente la salvación. Amén.
Notas: 
Judy Foreman, The spitting image gains credibility, Star Tribune, September 12, 1999, p.E3