Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
19
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

Flores raras y ocultas

in
Lucas 11:33
"Nadie pone en oculto la luz encendida, ni debajo de una vasija, sino en el candelero, para que los que entran vean la luz”.

Dos especies raras de orquídeas se encuentran entre las flores más raras del mundo.  Estas plantas no-convencionales viven toda su vida bajo la tierra, incluso floreciendo bajo tierra.  En su mayoría, sus flores nunca rompen la superficie de la tierra.  Una de estas especies, es la Cryptanthemus, y sólo se le ha encontrado tres veces en este siglo.  Así también, sólo se han encontrado 150 plantas de Rhizanthella florecientes.

Puesto que viven en la oscuridad bajo tierra, ninguna orquídea tiene la necesidad de clorofila u hojas.  Cada una se ve tan sólo como una raíz blanca y cerosa. La Rhizanthella ha sido descrita como delicada y dulce.  La Cryptanthemus produce un tallo de flores en forma de candelabro que tiene varias flores blancas con pequeñas manchas rojas.  Las flores se mantienen alrededor de una pulgada (2.5 centímetros) bajo la tierra.  Ambas especies empiezan la vida de la misma forma que la mayoría de orquídeas.  Las raíces de orquídea germinan cuando hebras de un hongo invade el embrión y forma espirales dentro de la semilla.  En este punto, a otras orquídeas les crecen hojas para poder hacer su propio alimento. Pero estas orquídeas de tierra abajo continúan viviendo en una relación simbiótica a lo largo de todas sus vidas, siendo alimentadas por el hongo.

Las maravillas de la obra creativa de Dios nunca dejan de asombrar.  Sin embargo, la creación más grande de Dios es un creyente redimido en Cristo Jesús, una creación que Él no quiere que esté escondida.  Esta es la razón por la que nos dice en Su Palabra que dejemos que la luz de la fe y la vida nueva que nos ha dado en Cristo, brille sobre aquellos que nos rodean.

Oración: 
Gracias Padre, por la vida nueva que me has dado a través de Cristo y ayúdame a vivir para que otros la puedan ver. Amén.
Notas: 
Margaret Helder, Underground Flowers in Australia, Dialogue, Winter, p.6