Skip to content

Today's Creation Moment

Dec
20
Researchers Find a Hidden Cost to the Internet
Proverbs 18:24
"A man that hath friends must shew himself friendly: and there is a friend that sticketh closer than a brother."
Have you been on the internet lately? If so, it may be costing you more than you think. That's the suggestion of a study done by researchers from Carnegie Mellon University in Pittsburgh. The study...
RSS
share

Más acerca de la asombrosa aspirina

in
Salmos 147:3
"Él sana a los quebrantados de corazón y venda sus heridas”.

Hace unos pocos años atrás emitimos al aire un programa de “Momentos de la Creación” acerca de cómo las plantas parecen sentir dolor con respuestas similares a las de los humanos y animales.  Por supuesto, no sabemos si las plantas tienen sentimientos como nosotros los conocemos.  Pero cuando una planta es herida, produce un químico llamado ácido jazmónico.  Este vapor produce vapor, similar al jazmín en los perfumes comerciales que es sentido por plantas circundantes.  Y estas, a su vez responden a la señal.

Cuando los humanos sienten dolor es debido a ciertos químicos, pero estos no tienen relación alguna con los ácidos jazmónicos.  Como todos sabemos, la aspirina es importante en el manejo del dolor para muchas personas.  La aspirina funciona desactivando los químicos que causan nuestro dolor.  En la actualidad,  los científicos también han descubierto que la aspirina funciona para cerrar la respuesta de una planta cuando es herida.  La aspirina tapona la producción de la planta de ácido jazmónico, y aunque el ácido jazmónico no es para nada similar a los químicos que causan el dolor humano.   Sin embargo, es asombroso saber que la reacción química de la aspirina es la misma tanto en las plantas como en los seres humanos.  ¡Así que la próxima vez que accidentalmente lastime a su planta preferida ésta podría apreciar una dosis pequeña de aspirina!

Aunque podemos agradecer a Dios por las sustancias que ha puesto en la creación, las que nos ayudan a manejar el dolor, nunca debemos olvidar que nada en esta creación puede lidiar con la causa fundamental del dolor.  Sólo Cristo puede dar sanidad a nuestra condición de pecado que resulta, tanto en dolor espiritual como físico.

Oración: 
Señor, te agradezco porque tú me has amado lo suficiente para soportar el dolor de la cruz y así quitar mi dolor espiritual. Amén.
Notas: 
S.M., Aspirin works on plants, too, Science News, v. 154, p. 106