Skip to content

Today's Creation Moment

Dec
18
Real Ant Farms
Proverbs 6:6-8
"Go to the ant, thou sluggard; consider her ways, and be wise: which having no guide, overseer, or ruler, provideth her meat in the summer, and gathereth her food...
There are more than 200 ant species in the Attine family of ants. All of them farm for a living. And they are as sophisticated about their farming as any modern human farmer. They are found anywhere...
RSS
share

El origen del racismo

Hechos 17:26a
"De una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres para que habiten sobre toda la faz de la tierra. . ."

¿Aprueba Dios el matrimonio inter-racial?  Para contestar esta pregunta, debemos ver el concepto de raza.  La Biblia enseña que todos somos descendientes del hombre Adán.  Las Escrituras también dicen, que todos somos de una sangre; las Escrituras nunca utilizan la idea de raza. 

Los descendientes de Cam, quienes fueron maldecidos, eran los Cananitas.  Sin embargo cuando Rahab, una Cananita, llegó a la fe en el verdadero Dios, ella no sólo fue bienvenida a casarse con un creyente, sino que Dios la incluyó en la línea que dirige a Cristo.  La idea de diferentes razas, a diferencia de diferentes religiones, no era gran cosa hasta 1859 cuando Charles Darwin publicó su famoso libro, Sobre el origen de las especies.  Darwin fue el resultado de los tiempos victorianos y extremadamente racista en sus puntos de vista, siempre refiriéndose a las personas de color como “salvajes”.  Entre las afirmaciones científicas propuestas en el libro para la evolución se encontraba la afirmación de que hay diferentes razas porque algunos grupos están más evolucionados que otros.  Al ser aceptada esta idea tanto dentro como fuera de la iglesia, el racismo se institucionalizó.  Hoy sabemos que típicamente las diferencias genéticas entre usted y cualquier otra persona es sólo 0.2 por ciento. 

Científicamente, hay sólo una raza humana, como las Escrituras claramente enseñan.  La iglesia puede combatir el racismo sólo al proclamar la verdad que todas las personas en la tierra son una carne, descendientes de un, verdadero, Adán, cuya sangre compartimos.  También puede proclamar el evangelio de que todos los creyentes son descendientes espirituales del Segundo Adán, el Señor Cristo Jesús, Que nos ha redimido y nos ha hecho nuevas criaturas. 

Oración: 
Ayúdame Padre a amar a todas las personas como Tu Hijo lo hizo cuando murió por ellos. Amén.
Notas: 
Ken Ham, Inter-racial marriage: is it biblical?, Creation 21(3) June-August, 1999