Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
25
How to Make a "Bananatrode"
Psalm 147:5
"Great is our Lord, and of great power: his understanding is infinite."
Just imagine a scientist going to the supermarket where he picks up a banana, an antenna from a blue crab, and a whisker from a catfish. He takes these back to his lab, hooks them together and...
RSS
share

La probabilidad de la evolución

Job 10:12
"Me concediste vida y misericordia, y tu cuidado ha guardado mi espíritu”.

Los evolucionistas explican que la vida empezó desde una materia sin vida en un tipo de “sopa primitiva”.  A lo largo de los años ellos han presentado varios escenarios de cómo esto pudo haber sucedido.  Han sugerido estanques aislados, piscinas de agua a los lados de los volcanes y en los océanos.  En algunos programas previos de “Momentos de la Creación” hemos examinado algunas de estas afirmaciones.  Hoy queremos ver los principios matemáticos generales involucrados en cualquiera de estos escenarios.

En la ciencia, la persona que propone una teoría debe presentar la evidencia de esa teoría.  Sin embargo, para la afirmación increíble de que la vida llegó a ser de materiales no vivientes, no se ofrece ninguna evidencia.  ¿Cuan increíbles son las afirmaciones de la evolución en cuanto al origen de la vida?  Dada las condiciones que los evolucionistas afirman existe en el origen de la vida, la probabilidad de que la simple y común proteína  iso-1-citocromo “c” evolucione, es una probabilidad de uno seguida por 75 ceros.  Pero esto no es una cosa viva que se reproduce.  Dada las mismas condiciones, la probabilidad de conseguir una molécula de ADN con la habilidad de reproducirse es de 100 billones, de billones a uno.  ¡La probabilidad de conseguir una célula mínima sale a una probabilidad de uno seguido por 4.478.296 ceros!

Un examen riguroso de las afirmaciones de la evolución acerca del origen de la vida muestran que cada afirmación evolucionista de cómo empezó la vida es igual de antojadiza.  Como todo creyente ha testificado, Dios es la fuente de toda la vida, incluyendo la mía y la suya.  Siempre ha sido así y siempre será así.

Oración: 
Amado Padre celestial, Te agradezco por el regalo de la vida y de la vida eterna. Amén.
Notas: 
Joseph Mastropaolo, Evolution Is Biologically Impossible, Impact #137, November 1999