Skip to content

Today's Creation Moment

Nov
28
The Body's Incredible Healing Powers
Mark 2:17
"When Jesus heard it, he saith unto them, They that are whole have no need of the physician, but they that are sick: I came not to call the righteous, but sinners...
God has given your body incredible powers of healing and repair, and you could almost say that we carry our very own doctor and pharmacy inside us. When testing new medicines, one group of patients...
RSS
share

La serpiente da testimonio de la grandeza de Dios

Salmos 145:15
“Los ojos de todos esperan en ti y tú les das su comida a su tiempo”.

Cuando uno es un animal pequeño cuya dieta podría lastimarnos o inclusive matarnos, el comer puede ser realmente peligroso.  Este peligro se incrementa si uno pertenece a la familia de animales que normalmente toma minutos o inclusive horas en tragar a una víctima.    

Una adulta pequeña culebra ciega tejana mide sólo seis u ocho pulgadas de largo (15 – 20 centímetros), un poco más delgada que una hebra de espagueti y tiene una mandíbula diferente a la de cualquier criatura.  Come hormigas, hormigas que podrían seriamente lastimarle o matarle.  Como puede usted saber, las serpientes por lo general se toman varios minutos e incluso horas,  para tragar su alimento lentamente expande su mandíbula alrededor de su presa.  Aunque este método no funcionaría con la pequeña culebra ciega.  Para cuando fuera tragado, el almuerzo de la serpiente la habría matado.  Así que la pequeña culebra ciega tiene una mandíbula inferior, llena de dientes, con una bisagra en el medio.  Mientras las mandíbulas inferiores se abre de adentro para fuera – varias veces por segundo como una puerta oscilante – las hormigas desaparecen dentro de la serpiente en un abrir y cerrar de ojos.  ¡Por lo tanto pueden comerse docenas de hormigas por minuto!

La pequeña culebra ciega tejana es más que un testimonio del sabio diseño de Dios.  Su estructura mandibular única es esencial para su supervivencia.  Si la evolución es cierta, la pequeña culebra ciega tejana se habría extinguido durante los millones de años que esperó para evolucionar y encontrar una solución a su problema.  Además, como no hay ningún otro vertebrado con una mandíbula como la de la pequeña culebra ciega tejana ¿de qué pudo haber evolucionado?  A diferencia de la serpiente en el Jardín del Edén, la pequeña culebra ciega tejana ciertamente da testimonio de la grandeza de Dios.

Oración: 
Te agradezco, Amado Padre, que has provisto para las necesidades de todas Tus criaturas de una forma que da testimonio de Ti. Amén.
Notas: 
Science News, 12/4/99, p. 361, "Weird jaws let tiny snake gulp fast."