Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
18
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

Problema de ojos grandes

in
Romanos 8:22
"Sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora”.

El mar contiene algunos de los seres vivientes más creativamente diseñados por Dios.  Así como en la tierra, la variedad de criaturas en el mar fue mucho más amplia en el pasado. Un buen ejemplo de esto son los extintos reptiles que iban al mar como los Ophthalmosaurus.  Un Ophthalmosaurus crecido tenía un tamaño de alrededor de 12 pies (3,5 metros) de largo y tenía la forma de un delfín.  Lo que le hacía inusual eran sus ojos.  Ambos eran de un tamaño parecido al de un plato de comida.

Los científicos estiman que el Ophthalmosaurus podía ver a su presa claramente incluso en luz tenue disponible a 1.600 pies bajo la superficie.  Basados en su estructura corporal el Ophthalmosaurus parece haber sido un fuerte nadador.  Sumando todos estos hechos, los científicos concluyeron que el Ophthalmosaurus nadaba regularmente en las profundidades del mar para encontrar presas o evitar predadores.  Esto hizo que los investigadores examinen los huesos del Ophthalmosaurus más de cerca.  Cuando un buzo sube a la superficie demasiado rápido, el nitrógeno disuelto en su sangre forma burbujas que pueden bloquear la circulación y destruir el tejido.  Los científicos querían saber si el Ophthalmosaurus también sufría de esta condición, conocida como “enfermedad de los buzos”.  Ellos buscaron y encontraron depresiones en las coyunturas típicas de la enfermedad de los buzos.

Mientras la creación de Dios fue inicialmente perfecta en toda forma, el pecado de Adán introdujo la imperfección y el sufrimiento.  Incluso el Ophthalmosaurus, en lo profundo del mar, sufrió debido al pecado humano.  Gracias a Dios que nos dio una solución para el mal humano en Su Hijo, Cristo Jesús.

Oración: 
Amado Padre, Te agradezco por darme la victoria de Tu Hijo sobre el pecado, la muerte y el diablo. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Discover, 1/00, p.28, "My What Big Eyes You Have."