Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
24
The Sun, Moon and Stars
Psalm 8:3-4
“When I consider thy heavens, the work of thy fingers, the moon and the stars, which thou hast ordained; What is man, that thou art mindful of him? and the son of man,...
What is the most awesome show of God’s power? It may not be what you think. In Psalm 8:3 4, the psalmist is led to exclaim, “When I consider Your heavens, the work of Your fingers, the moon and stars...
RSS
share

La ley de la selva: Cooperación

Hebreos 13:6
"Y de hacer el bien y de la ayuda mutua no os olvidéis, porque de tales sacrificios se agrada Dios”.

Según la evolución, la historia biológica es una de “dientes y garras”.  Con esta perspectiva, las cosas vivientes compiten la una con la otra.  Los más fuertes sobreviven a expensas de los más débiles.  En un bosque, esto significa que los árboles compiten el uno con el otro por la luz, el agua y los nutrientes.  Los árboles más altos se benefician de la luz que ellos previenen que los más pequeños reciban.  Pero sucede que la verdadera ley de la selva es cooperación.

Lo que pasa por debajo del suelo del bosque es esencial para el bosque en sí.  Las raíces de los árboles recogen agua y nutrientes de la tierra.  Además, los hongos viven entre las raíces, alimentándose de la savia y otros componentes de carbón producidos por el árbol.  A cambio, los hongos ayudan a que los nutrientes en la tierra estén disponibles para el árbol.  El retrato de cooperación llega aún más lejos que esto.  Los investigadores han aprendido que los árboles mismos cooperan entre sí.  Esta cooperación existe inclusive entre especies.  Los investigadores pusieron sombra a algunos árboles, dejando a otros en el sol.  ¡Poniendo etiquetas a los árboles con diferentes isótopos de carbón, se sorprendieron al encontrar componentes de carbón hechos por los árboles sin sombra presentes en los árboles que se encontraban en la sombra!  Los árboles que estaban bien ubicados estaban ayudando a los árboles que no podían fotosintetizar, inclusive si eran de diferentes especies.

La verdadera ley de la selva resulta ser la cooperación.  En vez de la supervivencia de los más fuertes, la cooperación entre seres vivos revela una creación cuidadosamente diseñada por un Creador amoroso.

Oración: 
Tú, Señor eres mi ayudador. Ayúdame a amar a otros y ayudarlos como Tú me has amando y me has ayudado a mí. Amén.
Notas: 
Creation, p.56, "Sylvan Symphony."