Skip to content

Today's Creation Moment

Nov
26
The Creator's Gift of Intelligence
Psalm 111:10
"The fear of the LORD is the beginning of wisdom: a good understanding have all they that do his commandments: his praise endureth for ever."
In many of our Creation Moments programs, we have shown that animal intelligence is not a result of evolution but God's gift to His creatures. While animals are limited to a much smaller area of...
RSS
share

¿Estaba Jesús enviándonos a nosotros hoy un mensaje especial?

in
Marcos 8:24
“En el principio creó Dios los cielos y la tierra”.

Cuando Jesús sanaba a las personas por lo general quedaban sanos inmediata y completamente.  En varias instancias, Él ni siquiera se encontraba en presencia de la persona que sanaba.  Entonces llegó a un momento curioso de sanidad en el Evangelio de San Marcos.  Marcos 8:22-25 nos dice que a Jesús le pidieron que sanara a un hombre ciego en Betsaida.  Luego de escupir en sus manos y tocando los ojos del hombre, Él le preguntó al ciego si podía ver algo.  El hombre anunció que las personas parecían árboles.  Luego Jesús volvió a tocar sus ojos y el hombre pudo ver claramente.

¿Por qué Jesús, que creó todo en seis días, que se levantó de los muertos, no pudo sanar a este hombre inmediata y completamente? Claro que sí pudo haberlo hecho.  Pero aparentemente decidió no hacerlo.  Tal vez querían enviar un mensaje especial a la gente de hoy.  La medicina del primer siglo no conocía ninguna manera de restaurar la vista de alguien que hubiese nacido ciego, aunque la medicina moderna a veces sí puede restaurar la vista de aquellos que nacen ciegos.  Al recibir su vista, tales personas por lo general sufren de una condición conocida como agnosia.  Pueden ver, pero sus cerebros aún no han desarrollado las conexiones necesarias para interpretar lo que están viendo.  Tales personas muchas veces dicen, cuando ven por primera vez, que las personas parecen estar patas arriba y que parecen árboles.  Después de un tiempo, las conexiones se forman entre percepción y realidad.

Así que la sanidad del hombre que nació ciego en realidad fueron dos milagros.  Tal vez Jesús quería que aquellos de nosotros que vivimos en un tiempo en el que hay tanto conocimiento disponible reconozcamos que estas historias de milagros no sólo son simples historias, sino que son médicamente acertadas.

Oración: 
Amado Padre, yo te glorifico por preservar Tu Palabra, que me habla de salvación en Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Creation, 9 11/99, pp. 54 55, "Walking Trees."