Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
24
The Home Life of the Beaver
Ecclesiastes 3:20-21
"All go unto one place; all are of the dust, and all turn to dust again. Who knoweth the spirit of man that goeth upward, and the spirit of the beast that goeth...
Frequent excursions into the Mount St Helens National Volcanic Monument bring me regularly into areas populated by beavers. Many of the ponds around the Hummocks show signs of beaver activity. One...
share

"Soberbio", "espléndido" y "bello"

in
Salmos 50:11
"Conozco todas las aves de los montes, y todo lo que se mueve en los campos me pertenece”.

Hay trece especies de un pequeño pájaro de plumas brillantes conocido como el maluro soberbio (ratona azul).  Estos pájaros se encuentran en Australia y Nueva Guinea.  Tan coloridas son sus plumas que las varias especies tienen el nombre de “    soberbio”, “espléndido” y “bello”.  Sin embargo, aún más notable es el comportamiento inusual del pájaro.

FairywrenUn macho que corteja a una hembra le traerá un pétalo de flor.  Por lo general el pétalo es de su mismo color o es de uno que contrasta profundamente.  Normalmente un pequeño pájaro vivaz con su cola erecta, cuando está cortejando baja su cola y se arrastra cerca del suelo.  Al torcer su cuerpo de un lado al otro, infla las plumas de sus mejillas.  Si la hembra acepta su cortejo, ella construye el nido sola, alineándolo con plumas brillantes de loros.  Aunque se aparean para vivir, no son conocidos por su fidelidad a sus parejas.  Cuando maduran, las hembras saldrán solas, pero los machos pueden quedarse con sus padres por un año o más.  Su deber principal es el salvaguardar el nido familiar.  Si el peligro se acerca al nido, el vigilante inflará sus alas, bajará su cola y se barrerá por la hierba seca, fingiendo ser un ratón.  La idea es engañar al predador para que se aleje del nido.

La belleza y el comportamiento inusual de estos pequeños pájaros testifican de más que sólo la creatividad y del amor por la belleza de Dios.  Nos recuerdan de la belleza que se perdió en la creación de Dios cuando se contaminó del pecado del hombre.  Gracias a Dios algo de esa belleza que se perdió puede retornar a nuestras vidas a través del perdón de pecados que se encuentra en Cristo Jesús.

Oración: 
Amado Padre, Te agradezco por la belleza de Tu creación y por darme el perdón de los pecados en Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Natural History, 11/94, pp. 56 62, "Faithful Philanderers." Photo: Fairywren. Courtesy of benjamint444. Licensed under the terms of the GNU Free Documentation 1.2 License.