Skip to content

Today's Creation Moment

Sep
02
One Smelly Amoeba
Job 9:25-26
"Now my days are swifter than a post: they flee away, they see no good. They are passed away as the swift ships: as the eagle that hasteth to the prey."
Not all dangerous predators can be seen. One of the most dangerous predators in a drop of pond water is Amoeba proteus. This amoeba literally terrorizes its one celled pond mates because they can...
RSS
share

El escepticismo bíblico es desafiado

Salmos 119:160
"La suma de tu palabra es verdad, y eterno es todo juicio de tu justicia”.

Desafortunadamente, muchos arqueólogos bíblicos no aceptan el relato de la Biblia del periodo de los jueces.  Ellos creen que no había un Israel claro durante este tiempo.   

SamsonSin embargo, William Dever, en una charla en la Universidad de Northwestern, severamente desafió estos puntos de vista.  Dever es profesor de arqueología y antropología en la Universidad de Arizona.  Él señaló que durante el periodo de los jueces, alrededor de 300 nuevas aldeas aparecieron de la nada en el país central de Palestina.  El diseño claramente diferente de las casas y aldeas coincide con los arreglos de vida practicados en Israel en ese tiempo.  La evidencia, señaló, que apunta a un incremento en la población que sólo podría ser explicado por un rápido influjo de personas.  Además, mientras que los cerdos eran un artículo básico durante este tiempo en Palestina, estos nuevos pueblos son únicos ya que no contienen residuos de cerdos.  La agricultura también cambió rápidamente mientras las colinas eran terraplenadas.  La introducción del hierro afecto la vida diaria.  Y los estilos de alfarería cambiaron rápidamente mientras la cultura se desarrollaba.  Además, los artefactos egipcios del tiempo contundentemente  comprueban la historia bíblica.  Un monumento edificado en Egipto durante el periodo de los jueces menciona a Israel como un pueblo especial.
 
Mientras que la ciencia puede ilustrar muchos detalles encontrados en la Biblia, no creemos lo que la Biblia dice debido a la ciencia.  Por lo tanto la ciencia nunca puede “probar” que la Biblia tenga error.  La fe nos convence de la verdad de la Biblia.

Oración: 
Amado Padre, yo me regocijo por la fe que me has dado que Tu Palabra es sin error. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Biblical Archaeology Review, 3/4/00, pp. 28 35, 68, "Save Us From Postmodern Malarkey." Photo: Samson was a central figure during the period of the judges.