Skip to content

Today's Creation Moment

Jul
23
Glass Insects in Space!
Psalm 9:1
"I will praise Thee, O Lord, with my whole heart; I will shew forth all Thy marvelous works."
Brine shrimp and water bears are tiny animals that are able to basically freeze dry into a state of suspended animation and then return to active life. Scientists have learned that they do this by...
RSS
share

Medicina Salvaje

in
Juan 14:6
“Jesús le dijo: —Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí”.

¿Es posible que su farmacéutico sea un chimpancé? Esa no es una pregunta tan tonta.  Los naturalistas están descubriendo que muchos animales utilizan una variedad de plantas y otras cosas para tratar sus enfermedades.  Los animales a menudo saben acerca de las propiedades medicinales de plantas, lo que a la medicina moderna todavía le falta por aprender de ellas.

wild medicineRecientemente unos naturalistas notaron que uno de los monos en la reserva africana bajo su cuidado se había hecho letárgico, había perdió su apetito y obviamente tenía una severa molestia gástrica.  Unas pocas horas luego de haberse enfermado, ella empezó a masticar un arbusto nativo que no es parte normal de la dieta del mono.  Ella masticó la planta, tragó el jugo amargo y escupió la pulpa.  Para la próxima tarde sus síntomas se habían ido y ella se sentía mejor.  Luego de un poco de investigación, los científicos descubrieron que las tribus locales usan jugos de la misma planta para tratar la molestia intestinal y la pérdida de apetito. 
   
Los estudios de los jugos de la raíz que los osos frotan en sus abrigos muestra que los osos están utilizando un insecticida efectivo.  Los científicos han observado a elefantes, monos, pájaros y osos comiendo una variedad de cosas que no son parte normal de su dieta sólo para descubrir que las cosas que se estaban comiendo tenían propiedades medicinales.  Lo más sorprendente es que los animales saben como utilizar mejor su medicina.  ¡Si una hoja es mejor tragada entera para matar parásitos intestinales, será tragada sin masticar!
   
¿Quién más que el Gran Médico mismo pudo haber enseñado a los animales esta medicina?

Oración: 
Señor, Tu eres el Gran Médico del cuerpo y del alma. Te agradezco que Tú hayas permitido que los animales encuentren alivio de sus enfermedades. Enséñame a considerar mi alma así como mi cuerpo cuando piense en mi buena salud para que yo busque esa sanidad y salud que sólo Tú puedes proveer. Amén.
Notas: 
Cowen, Ron. 1990. Medicine on the wild side. Science News, v. 138. p. 280.